La firma que se dedica a los materiales de construcción, cierra definitivamente su sede ubicada en Acceso Oeste y deja sin trabajo a 23 personas. En febrero del año pasado ya había cesanteado a 37 de sus trabajadores. 

Según consigna el medio local A1Noticias, la empresa RABE S.A está integrada por Gabriel Umaisky, Pablo Rabe y Ariel Umaisky, con puntos de venta en Moreno, San Antonio de Padua y Panamericana.

Ayer, los empleados encontraron las puertas cerradas e iniciaron el reclamo: “la situación no daba para más, nos debían los sueldos de diciembre, enero y con febrero ya se acumulaban tres meses de salarios caídos”, informó al medio citado, Ariel Casimiro (delegado de Camioneros)

En la última reunión entre trabajadores, delegados y representantes de la empresa se habría acordado el pago del 50% de las indemnizaciones en una sola instancia.