Afectados por la macrisis, con una fuerte caída del consumo y la presión tributaria, el dueño de Supermercados Toledo aseguró que no llegan “a mayo o junio”. La empresa emplea a casi 2.000 personas e indirectamente genera trabajo a casi 10.000.

La cadena de supermercados Toledo, de la ciudad bonaerense de Mar del Plata, acaba de cumplir 54 años pero el dueño recientemente anunció que están al borde del cierre debido a la fuerte crisis económica que atraviesa el país como consecuencia de las políticas del Gobierno.

“Esto no da para más; no sé si llegamos a mayo o junio”, sostuvo el empresario Antonio Toledo, dueño de la empresa, en declaraciones con el programa El Locutorio de Telemax, y agregó: “Llevamos 54 años como supermercadistas y llega el momento de tirar la llave por la ventana y que siga otro”.

Toledo aseguró que ya no pueden “aguantar la presión tributaria, la de los impuestos”, y lamentó: “Es tremendo; hago mal en decirlo, pero ya lo he dicho: no da para más”.

Son casi 2 mil los puestos de trabajo que están en peligro, aunque la compañía marplatense genera trabajo de forma indirecta a casi 10 mil personas.

El caso de la cadena de Mar del Plata no es el único en el rubro, ya que son varias empresas de supermercados, incluso las grandes, que deben hacer frente a la caída del consumo y la suba de impuestos y cargas fiscales.

En este sentido, según publica Ámbito.com, en el último año Carrefour cerró tiendas y llevó a cabo múltiples despidos; Walmart cerró su sucursal ubicada en el shopping DOT y 12 de sus tiendas de proximidad; DIA se encuentra debatiendo el futuro de su operación local; y Cencosud (Jumbo, Disco y Vea) informó que a agosto pasado sus ventas en Argentina habían caído 14 por ciento.

FUENTE: DIARIO REGISTRADO