Ayer en BL te contabamos esto:

SIN ASISTENCIA SANITARIA EN EL LUGAR, “AYER FALLECIÓ UNA ARTESANA DE BARADERO EN LA PLAZA MITRE”

Y luego esto otro:

LA DESIDIA “MATA” Y AYER EN LA PLAZA MITRE EMPEZÓ A COBRARSE VIDAS

Todo evento masivo que se pretenda llevar a cabo en Baradero, sea organizado por personas o instituciones privados o públicas, o incluso, por el mismísimo municipio local, para poder desarrollarse, y en el caso de los privados, ser autorizado, debe reunir determinados requisitos legales básicos e imprescindibles, imposible de ser dejados de lado al momento de la correspondiente habilitación del evento, entre ellos, contar con un “Servicio de cobertura médica de emergencia: ambulancias y puestos de asistencia sanitaria en el lugar del referido evento”

Esto NO estuvo durante los días de Feria Artesanal en la Plaza Mitre.

En la mañana de hoy en “Quien quiera oír que oiga” entrevistamos al ex Secretario de Gobierno de la gestión política anterior, Leonardo Peris, quien al ser consultado por este tema, palabras más, palabras menos, esto nos respondió:

“El municipio, como organizador del evento, y que además le cobra un canon a los artesanos, es el responsable de la organización del mismo, y de todo lo que en su ámbito acontezca, y como organizador de la Feria de los Artesanos que es, debió haber tenido un puesto sanitario en la zona en que se desarrolló el evento, es decir, la Plaza Mitre”

 “Debe cumplir con lo mismo que se le pide a un privado” aclaró, y agregó: “Durante nuestro gobierno, tanto en la Plaza Mitre, como en el mismísimo Anfiteatro, los puestos sanitarios siempre estuvieron, y quien estaba a cargo de su armado, era Atención Primaria de la Salud”

Nosotros agregamos que, desde lo civil, la responsabilidad del municipio y las autoridades con injerencia en la organización de este evento, surge por demás de “objetiva”, ya que el simple hecho de que no hayan cumplido con lo que la reglamentación exige, y en virtud del trágico suceso acaecido, los hace civil e incluso, penalmente RESPONSABLES por lo sucedido.

En estas condiciones, no podrían soportar una demanda judicial llevada a cabo por parte de la familia, ya que todos los caminos y las pruebas, conducen a sus lisas y llanas culpabilidades por lo acontecido el sábado en la Plaza Mitre.

La desidia MATA, y el sábado en la MITRE comenzó a cobrarse vidas.