No tienen dónde pasar la noche. La cantidad de gente que deambula en la vía pública creció 60 por ciento en el último año. Muchos fueron desalojados de dónde vivían

Según un informe de la Secretaria de Desarrollo Social, aumentó un 30 por ciento la cantidad de personas en situación de calle por desalojos. El hecho se da fundamentalmente por la imposibilidad de pagar un alquiler. A ese incremento le siguen los casos de salud mental y consumos problemáticos, con un 20% de suba; por conflictos territoriales, un 15%; y un 13% por alcoholismo. En ese marco, el dato más contundente tiene como epicentro a la Terminal de Ómnibus. Es que allí ya son más de 70 las personas que duermen por no tener un lugar dónde pasar la noche.

“Venimos haciendo un trabajo articulado de relevamiento desde la secretaría de Desarrollo Social, la GUM y las organizaciones sociales con distintos movimientos, como el de Acción Solidaria, Sol de Noche, el Movimiento Solidario Rosario, Empoderar para Transformar y Ciudad Unida”, explicó de entrada Leopoldo Duarte, coordinador de Desarrollo.

Según el informe, la cantidad de personas que se alojaron durante 2018 en el refugio municipal de Grandoli 3450 aumentó un 53% en comparación del 2017.

La mayoría de los que pasaron por el lugar, un 59 por ciento, está en situación de calle desde hace menos de un año. De ese total, se desprende que un 37% tienen entre 18 y 30 años; un 28%, entre 31 y 40 años; un 15%, entre 41 y 50 años; un 10%, entre 51 y 60 años; un 8%, entre 61 y 70 años, y sólo un 2% son mayores de 70. Es decir, que un 65 por ciento son menores de 40 años.

“En total en 2018 circularon por el refugio unas 231 personas”, señaló Duarte. Y siguió: “Entre noviembre y enero, la GUM recibió cerca de 700 llamadas de vecinos para alertar de personas en situación de calle. Es un indicador que no se daba en años anteriores”.

Desde Desarrollo Social especificaron que la mayoría de los casos se dan en el distrito centro. “Lo que hacemos nosotros primero es alojarlos, y después intentamos relocalizarlos ya sea con familiares o en viviendas para alquiler que el municipio ayuda a pagar”, explicaron desde el área.

En tanto, con respecto a los niveles de educación de las personas en situación de calle, los datos son: un 6 por ciento es analfabeto; primaria incompleta, un 20%; primaria completa, un 39%; secundario incompleto, un 25%; secundario completo, un 7%; y terciario incompleto y universitario completo un 1%.

En paralelo, Duarte remarcó que también aumentó el número de personas que transitan en las calles en busca de recursos para subsistir o cuidando autos. Y una de las principales preocupaciones es cuando se detectan familias entera o niños.

La Terminal, el gran “refugio”

Se sabe, la Terminal de Ómnibus Mariano Moreno, en Santa Fe y Cafferata, es usada desde hace años como refugio para los que no tienen techo. Es por eso que a fines de 2018 el relevamiento de la Secretaría de Desarrollo Social también incluyó ese lugar. Y el resultado fue impactante: unas 70 personas ya duermen ahí .

“El año pasado tuvimos intervenciones concretas con 47 personas. Es un número cambiante. Hay gente que está habitualmente y otros de paso. Pero luego, sobre el fin de 2018, hicimos un estimado final con las organizaciones que concurren con sus voluntarios y notamos un incremento: más de 70 personas ya duermen en el lugar”, aseguraron desde Desarrollo Social.

Más pobres

Todos los datos que surgieron del relevamiento se dan en el marco de la difícil situación social y económica que atraviesa el país.

El trabajo de Desarrollo Social destaca que el último informe del Observatorio de la UCA, de diciembre de 2018, la pobreza alcanzó a 13, 6 millones de personas; unas 2, 2 millones de personas ingresaron a la pobreza y hay 170 mil nuevos indigentes. Los más vulnerables son los menores de 18 años.

Estos índices son los más altos de la última década. En los últimos tres años la pobreza no para de crecer. Cada vez hay hogares más pobres y “Argentina es cada vez un país más desigual”.

FUENTE: EL CIUDADANO