Por CHOCO FUCARACCIO

El perjuicio económico que la intendente de Baradero le ha causado a los comerciantes de calle Anchorena es inaudito. Digo los comerciantes de Anchorena como botón de muestra, podría ser un inundado constante de algún barrio o los excluidos de servicios esenciales de cualquier otro.

Volviendo a la calle Anchorena, si calculamos el tiempo de calle cerrada por obras que nunca se terminaron, la prohibición de estacionamiento, el aumento de tasas exorbitante de 35% en momentos de crisis causada por políticas que la misma intendente celebra y acompaña, llámese TARIFAZOS, inflación descontrolada y un sinnúmero de políticas, han declarado la muerte comercial para muchos de ellos.

El ingreso neto real que se desembolsará en la cuenta de la intendente es de $ 284.098,83 por su función frente a la comuna. La ineficacia en su expresión más contundente, la hora del depósito bancario ante, no sólo la cosa no resuelta, sino la involución de la calidad de vida de los casi cuarenta mil baraderenses.