La crecida del río sigue, al punto tal que ya ha llegado a 2.80 de altura.

Esto ya está generando consecuencias en el lugar turístico de Baradero por excelencia, nuestro Balneario Municipal.