Según expertos en la materia, el equipo nacional elevó las cotas unos 60 centímetros sin razón alguna, y ahora las vías actúan como una barrera que no permite drenar el agua. Los vecinos tuvieron que salir a cavar zanjas.

De la totalidad de la megaobra del Plan Belgrano, anunciado por Mauricio Macri durante la campaña electoral del 2015, sólo logró completarse un 5 por ciento, e incluso ese ínfimo porcentaje presentó peligrosas improvisaciones cuyas consecuencias afectaron a los pueblos aledaños.

Hace pocos días, vecinos del Chaco denunciaron que un puente del Belgrano Cargas inaugurado por el presidente Macri se derrumbó. Lo mismo ocurre con otro tipo de denuncias aún más graves sobre esa obra en el ramal ferroviario.

El gobernador chaqueño Domingo Peppo aseguró recientemente que las inundaciones que afectaron a miles de hectáreas en esa región se acentuaron por culpa de una obra mal ejecutada entre el ministerio de Transporte, Guillermo Dietrich, y el equipo administrador del llamado Plan Belgrano.

En una reunión entre el gobernador y Marcos PeñaPeppo le reclamó al influyente funcionario nacional que revise el diagrama de la construcción del Belgrano Cargas. Acorde a palabras de los propios expertos chaqueños en la materia, la gravedad de las inundaciones en Chaco y zonas aledañas se debe a que el alcantarillado del tren se llevó a cabo con una traza errónea.

El primer tramo de 490 kilómetros de la obra, paradójicamente, fue inaugurada por el propio Macriy el ministro Dietrich en julio pasado. Acorde a Francisco Zisuela, director de la administración provincial del Agua de Chaco, los expertos del presidente colocaron las cotas de las alcantarillas unos 60 centímetros por encima de lo planeado, lo que impidió que el agua pase de un lado al otro, inundando las zonas aledañas.

En plena temporada de inundaciones, y con la traza del Belgrano Cargas transformada en una barrera que evita que el paso del agua a hacia los bajos, los vecinos de las localidades perjudicadas se vieron obligados a salir a cavar túneles, zanjas y pozos para tratar de frenar el inclemente paso del agua. (www.REALPOLITIK.com.ar)

FUENTE: REAL POLITIK