En la mañana de hoy en “Quien quiera oír que oiga”, entrevistamos a un vecino de nuestra ciudad, Gabriel Sabbatini.

Gabriel tiene una serie de dolencias que lo incapacitan enteramente para poder llevar adelante una vida normal y alejada de los interminables dramas y problemas, los cuales ya forman parte de su vida diaria, cotidiana y recurrente.

En primer lugar hizo referencia a una operación de carácter de urgencia que tenía programada para el día de hoy en el Hospital, y que debido a que se rompió el equipo de anestesia, se la pasaron para el jueves que viene.

Con ella le deben colocar una maya, que se llama de contacto visceral, por una cirugía reparatoria, que cuesta 35 mil pesos, y le costó un parto conseguirla y que si no se la colocan antes del 31 de este mes, la pierde.

Le robaron su certificado de discapacidad, que tenía validez hasta el 2020, con el que se manejaba a diario a los efectos de llevar adelante todos y cada uno de los trámites que hacen a sus dolencias y beneficios adquiridos.

Luego contó sobre esto que hace al título de esta nota.

“Comencé a tramitar de nuevo el referido certificado por discapacidad, y me mandaron a hacer un examen oftalmológico al hospital, aparte de lo traumatológico que ya se sabe, tengo el 96 % de discapacidad motora, y fui, y la Dra. Gladys Abrego, me dijo que si tenía dos mil pesos, que fuera ese viernes a su consultorio privado, con esos dos mil pesos que ahí hacían todo, incluso le agregaban un poquito más de discapacidad al certificado, y yo se lo conté al Director del Hospital Mariano Davio, y él me dijo que la doctora esa era muy problemática, que sacara turno con otro oftalmólogo, pero están de vacaciones los otros que asisten en el hospital, entonces Davio no piensa hacer nada con esa doctora, piensa dejar que esa doctora siga vendiéndolos a los certificados … a mí me lo quiso vender a dos mil pesos”

Gabriel se sostiene económicamente a través de una pensión por invalidez, de tan CINCO MIL PESOS MENSUALES.

Gabriel radicó la denuncia penal con las pruebas del caso contra la Dra. Gladys Abrego, el Dr. Mariano Davio y el administrador del Hospital, Marcelo Daubian.

Tomata tu tiempo y escucha íntegramente la nota, más adelante cuenta cosas TERRIBLES por las que tienen que pasar personas con discapacidades de todo tipo, en los tiempos que corren,

AUDIO