Cansados de tanta basura tirada por todos lados y los focos de contagio del HANTA que con ella se producen, en función de lo atractivo que todo esto resulta, para la acumulación de las ratas, fue como vecinos de Antartida Argentina, hartos de lidiar contra la falta absoluta de respuestas por parte de quienes nos gobiernan, es que han decidido cortar por lo sano y recurrir al fuego.

La policía estuvo en el lugar.

Ya no hay más basura, por hoy por lo menos, en aquella zona de nuestra comuna.