Cansados de ir a reclamar al municipio, y siempre encontrar la misma e idéntica devolución de parte de sus funcionarios, LA NADA MISMA, es que los vecinos de Baradero han decidido volcar sus quejas en este medio, para ver si, aunque sea POR VERGÜENZA AJENA, logran hacer reaccionar a los ineptos que nos gobiernan.

En este caso, disimulados por el agua, ya que su profundidad es más que brava, los cráteres de Dollera al 900.