Un claro ejemplo de malversación de fondos públicos y corruptela a la vista.

Esta obra que, conforme convenio firmado (vigente a la fecha) con privados titulares del predio en el que se encuentra el camino del Cristo, debió haberse llevado a cabo con fondos de ellos, y no públicos, como en definitiva se termino concretando en la práctica.

Toda rota y a medio concluir, tal como acontece con todas las obras hechas desde nuestra comuna, desde que está CAMBIEMOS en el poder, así luce hoy, la tan mentada ESCALERA DEL CRISTO.

A medio terminar, llena de riesgosas fallas, y con chicos recorriéndola en su interior, peligrosamente todos los días.

Una nueva atracción turística a nacido en la ciudad del encuentro,  ver, “peligrosamente” ver, a los chicos escalándola como MONOS, a los fines de poder acceder a su interior.