Sin apoyo económico de la gobernación de Vidal y sin grandes aportes económicos provenientes de las empresas locales para bancar la organización del mismo, y con un municipio SIN UN MANGO en sus cajas para afrontar supuestas pérdidas, preocupan y sobremanera, las posibles pérdidas que el evento de este año pueda ocasionar para la comuna local si la gente NO acompaña con su presencia y su aporte dinerario en concepto de entradas.

Ha caído ostensiblemente la cantidad de turistas en todo el país, y Baradero esto lo está sintiendo de una forma más que clara y concreta, no hay un mango en las calles baraderenses, y si esta situación se ve reflejada en las arcas del municipio a través de la poca ventas de entradas en las noches del festival por llegar, la cosa puertas adentro de la gestión Antonijevic, se van a ver más que complicadas a partir de febrero de este año.

La venta de entradas no va al ritmo de lo esperado, los grandes “nombres” festivaleros no estarán presentes este año en nuestro evento popular por excelencia, y esto, de cara a la gravedad financiera por la que atraviesa nuestra comuna, genera la gran preocupación de muchos funcionarios del gobierno comunal de CAMBIEMOS.

Hasta acá, 2016, 2017 y 2018, en lo que a la organización de este evento se refiere, en todos los casos, arrojaron perdidas MILLONARIAS, siendo la más gorda de todas, la del 16, que terminó 10 millones abajo, y con sospechas de corrupción de las más bravas de todas.

¿Te acordas de Los Manseros Santiagueños?

Las anteriores perdidas se bancaron con dinero afectados a las obras, por eso las obras, entre otras cosas, quedaron todas a medio terminar, y encima, MAL hechas.

Este año, esos aportes para “manotear” NO existen, y ahí es donde radica la mayor preocupación de todas.

Esperemos que todo salga bien, pero como viene la cosa…