El Presidente de la Nación recorrió las zonas afectadas de Chaco junto al gobernador Peppo y lanzó una frase que sorprendió a todos. Además, realizó una polémico anuncio de ayuda a los inundados.

Mauricio Macri volvió de su encuentro con Jair Bolsonaro en Brasil y recorrió las inundaciones de Chaco, junto al gobernador Domingo Peppo. Sin embargo, estalló la polémica por dos frases que el jefe de Estado lanzó durante la recorrida.

«Tendremos que acostumbrarnos a que esto (las inundaciones) va a pasar en distintas zonas, en distintos lugares del país», disparó Macri de manera insólita.

Acto seguido, intentó justificar sus dichos: «Nuestra infraestructura no alcanza para contener estas situaciones, en la que las lluvias son siempre superiores a todo lo conocido, como el año pasado lo fue la sequía».

Además, anunció una extraña forma de ayudar a los inundados: «Estamos revisando las cosas que se han confiscado en distintos momentos en a Aduana, porque hay muchas cosas ahí que pueden usarse para ayudar a la gente».

«Lo importante es que ahora con el trabajo que hemos hecho con un Comité que coordina los distintos esfuerzos nacionales, con un gran movimiento del ejercito, con Salud y Desarrollo Social», cerró.

FUENTE: POLÍTICA ARGENTINA