“Peligro, balneario municipal”, reza el cartel que los vecinos pusieron a la vuelta de la estación de servicio de Mercante, buscando de esta forma PREVENIR males mayores, en todos aquellos que, se atrevan a querer pasar por aquel lugar.

ABANDONO manifiesto, una muestra más que dice que, por estas pampas, en la actualidad, estamos en presencia de una indubitable REGLA, casi SIN excepción.

CRÁTER CON TODAS LAS LETRAS.