Medrano frente al Jardín Peñalosa, se ha escuchado lanzar una apuesta por parte de algún vecino del lugar: “El que llega al otro lado, tiene premio”

No se aclara, pero se entiende, el que llega sano.

Tampoco se aclaró que tipo de premio recibirá aquel que lo logra.