Por PABLO ARIEL GONZALEZ 

Si bien no está confirmado, por información que estamos manejando en BL, el aumento de tasas por el que iría el ejecutivo local para el año que viene, sería cercano al 35 %

Si bien las tasas siempre deben ser actualizadas para no desfinanciar al estado comunal, más cierto también es que, en función del abandono estructural que hace a nuestra comuna, muy difícil se hace sostener en los hechos, la justificación de un nuevo incremento de los tributos comunales en los tiempos que corren.

La deficitaria prestación de servicios que desde el municipio se brindan a diario a los vecinos de Baradero, atenta contra este pedido de aumento, la ausencia del estado comunal ante cada reclamo de los baraderenses, mucho más aún.

Con un parque de maquinarias municipales, esenciales para cumplimentar de la mejor manera con los mismos,  casi en su totalidad fuera de circulación y funcionamiento, y una grave situación económica, a la que los que nos gobiernan nos arrastraron, que no da respiro, ni a comerciantes, ni a las Pymes, ni  a los trabajadores y a los vecinos en general de Baradero, impensada es la posibilidad de que las tasas municipales, sean aumentadas en los porcentajes que desde la gestión Antonijevic, se pretende aprobar de cara al 19.

En este contexto de cosas, descontando que tales incrementos no van a aprobados por los bloques opositores de Unidad Ciudadana y Frente Renovador peronista, lo que hasta acá venía saliendo con fritas, en base a la mayoría que ostenta CAMBIEMOS en el HCD local, hacia adelante, no se presenta tan alentador para los intereses del oficialismo local.

“A Lorena Martínez le queda poco tiempo en CAMBIEMOS”, afirman allegados a ella por estos días, “Solo es cuestión de tiempo para que abandone el bloque”, agregan otros, es que la referida edil de Baradero, se siente sapo de otro pozo dentro del oficialismo local, ninguneada, desvalorizada, no tenida en cuenta para nada en ningún tema que hace a lo político, y sin chance alguna de “renovar” su mandato, el cual expira en diciembre del año que viene, Lorena Martínez “habría” decidido SALTAR de su bloque, en principio a uno “unipersonal”, para luego pasar a formar parte de…… alguno de los opositores al gobierno comunal.

En función de todo lo dicho, ella ya habría tomado la decisión de NO INMOLARSE por causa ajena, y en consecuencia, sabiendo el costo político y personal que va a pagar todo aquel que vote a favor del aumento de tasas, NO APROBAR lo solicitado por el ejecutivo de Baradero.

Aunque en política todo puede cambiar, hoy por hoy, las cosas están dadas de esta forma, Lorena Martínez es “LA GARANTE” del freno al incremento de los tributos locales.

¿Qué hará el oficialismo para hacerla cambiar de idea’

¿Lo logrará?