El ex juez del Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, Carlos Rozanski, y el ex subsecretario de Derechos Humanos, Luis Alen, denunciaron hoy a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, por “abuso de autoridad” a raíz del nuevo protocolo para la utilización de armas de fuego por parte de fuerzas de seguridad federales.

La denuncia por “abuso de autoridad” e “incumplimiento de deberes de funcionario público” recayó en manos de la jueza federal María Servini, según el sorteo realizado en la Cámara Federal porteña. Ambos delitos, fijados en el artículo 248 del Código Penal, prevén “prisión de un mes a dos años e inhabilitación especial por doble tiempo para el funcionario público que dictare resoluciones u órdenes contrarias a las constituciones o leyes nacionales o provinciales”.

En el escrito, Rozanski y Alén pidieron suspender la aplicación de la resolución de uso de armas de fuego hasta que se dicte una sentencia definitiva “en atención a la gravedad de la situación que plantea” ya que “puede ocasionar la muerte de personas”. También reclamaron el dictado de una medida cautelar, además del llamado a declaración indagatoria a Bullrich y que se dicte la inconstitucionalidad de la resolución 956/2018.

“Se está consagrando, por vía de un reglamento aprobado por una resolución ministerial, la aplicación de la pena de muerte sin juicio previo por parte de los integrantes de las fuerzas federales de seguridad”, sostuvieron los denunciantes en el texto.

También recordaron que la Constitución Nacional “prohíbe la pena de muerte” y además “prohíbe a cualquiera que no sea el Congreso legislar en materia penal”. “Queda más que claro que incluso si no estuviera prohibida la implantación legal de la pena de muerte en nuestro país, tampoco podría hacerlo una funcionaria dependiente del Poder Ejecutivo, como es la Ministra de Seguridad”, subrayaron.

INFO 135