Como mínimo desde mayo de este año lo venía haciando.

Percibía de los usuarios de cable, telefonías celulares, empresas de servicios públicos privatizadas (gas y luz), prepagas, tarjetas de crédito, etc. el pago de sus cánones mensuales, les daba sus comprobantes de pagos correspondientes, y luego de hacerlo, “cancelaba” el abono de los mismos ante cada una de las empresas objeto del desembolso económico de los usuarios de nuestra ciudad.

Se presume que la estafa llevada a cabo por el hasta ayer “desaparecido en acción” Jorge Lucero, supera el millón de pesos.

El viernes por la mañana estuvo en la Fiscalia local, en busca de una defensa pública, y según nos cuentan, NO lo atendieron.

VÍDEO