Si bien nos suponemos que para que la comida conserve su estado debe mantener el frío, pero la información que circula es confusa y hay datos que tenés que saber. ¿Dónde conservar la verdura, el pan y el café? Enterate.

Aunque nos cueste creerlo, no todos los alimentos que guardamos en la heladera necesita frío. Algunos productos pueden verse afectados e incluso echarse a perder y hasta causar algún tipo de enfermedad.

Simplemente se trata de que aquellos productos que no lo necesitan, por eso lo ideal es dejarlos sobre una mesada o en una canasta. A continuación te contamos 10 ejemplos:

1- Tomates: en la heladera pierden el sabor. El aire frío detiene el proceso de maduración, y eso es lo que da gusto a los tomates. También puede alterar la textura ya que la temperatura fría rompe las membranas dentro de las paredes de la fruta. Mantener afuera.

2- Albahaca: con el frío se marchita más rápido. También va a absorber todos los olores de la comida de su alrededor. Es mejor mantenerlo fuera, en una taza de agua dulce, al igual que las flores cortadas.

3- Papas: en la heladera se acelera la conversión de almidón en azúcar, por lo que se convierte en una papa arenosa. Las papas se deben guardar en una bolsa, preferentemente de papel en un lugar fresco.

4- Cebolla: La humedad le generará moho. Mantener en un lugar fresco y seco.

5- Palta: si querés que la palta madure, definitivamente no las pongas en la heladera.

6- Ajo: con el tiempo, el ajo empieza a brotar en la heladera, y también puede generar moho. Se debe guardar en lugar fresco y seco.

7- Pan: en la heladera se seca rápidamente. A menos que sea en rodajas de pan de molde que tiene la intención de utilizar a los pocos días, mantener el pan en el mostrador o en el congelador.

8- Aceite de oliva: Debe estas en un lugar fresco y oscuro, pero no en la heladera, donde se condensa hasta obtener una consistencia similar a la manteca.

9- Café: Si dejás el café en el refrigerador, perderá su sabor. Debe almacenarse en un lugar fresco y oscuro, donde se conservará su sabor.

10- Miel: No hay necesidad de almacenar la miel en la heladera. Solo alcanza con mantener el frasco cerrado.