Muy alejado de las realidades “necesidades” del pueblo, así se podría decir que anduvo yirando el HCD local en el presente año baraderense.

Muy poco “representativo” de las infinitas inquietudes y diarias vicisitudes de la ciudadanía local, se lo vio andar en estos meses transcurridos en lo que va del “angustiante” y “cruel” 18 que en dos meses está por llegar a su fin.

Con poco, muy poco, casi nada para destacar, y mucho, demasiado para reprochar, así anduvo rodando entre los habitantes de nuestra comuna, tan habidos de respuestas, tan empachados de problemas y preguntas sin solución, así está llegando a su final otro año legislativo en la ciudad de Baradero.

Por eso es que van en busca de un CAMBIO puertas adentro del mismo, ese CAMBIO que tanto gusta despachar a la tropa “amarilla” que nos gobierna, la falta de real oposición política, claro que de esta forma lo ha hecho posible.

La operación maquillaje ha comenzado, un lavado de cara no viene mal ante tanta ausencia de soluciones al gran pueblo baraderense en su seno.

CAMBIEMOS, fiel a su lógica marketinera, luego de haber tomado sensata lectura de lo vivido por ellos hasta acá, empezó a hacer lo suyo.

La oposición, conforme lo que se requiere, acciones claras, contundentes y por demás de concretas en defensa de los intereses de todos aquellos que los votaron, y  sin meras movidas marketineras berretas de por medio ¿Será capaz de hacer lo mismo?

Como dato te tiramos este, hasta acá, casi nada en ese sentido.