Quebró la mayor exportadora de conservas de Mendoza, Alco-Canale, con plantas en Tunuyán, Tupungato y San Rafael. Corren el riesgo de quedar en la calle mil familias ante la difícil situación que atraviesa la histórica empresa. El hecho ocurre en medio del contexto recesivo y de desindustrialización al que ha llevado Cambiemos a la Argentina, dentro de un proyecto de país con énfasis en la mera exportación de materias primas no-manufacturadas.

El juez interviniente ha designado un síndico y un veedor, quienes ahora esperan posibles ofertas de eventuales inversores que pudieran continuar con las operaciones comerciales.

Juan Reveco, responsable de Recursos Humanos de Alco-Canale, señaló que “la situación del país no ayudó a que llegaran las inversiones necesarias para evitar la quiebra”.

Por su parte, el concejal del PJ en Tupungato, Pablo Leites, explicó que vienen trabajando para llevar al Congreso un proyecto para estatizar la planta y “cooperativizar a los empleados”. Sobre la viabilidad de esta posible salida, expresó: “Son mil empleados en todo el país y estamos, con la CGT, en conversaciones para que todos los bloques apoyen esto”.

KONTRAINFO