En mayo, en un hecho casi histórico en el andar del concejo deliberante que rige en la actualidad, en el absoluto silencio comunicacional, fue aprobada por UNANIMIDAD la EMERGENCIA FARMACOLÓGICA en el Partido de Baradero.

En otro hecho poco común para los tiempos que corren, LA AUSENTE e INDIFERENTE a todos los temas que hacen a nuestra ciudad, eximiendo de ellos, los superficiales y totalmente marketineros berretas con los que nos acostumbra convidar cada tanto, DIJO PRESENTE, y LA VETÓ, hecho que también aconteció en el más absoluto silencio comunicacional de la política en general.

El senador provincial del FpV – Pj, Darío Díaz Pérez presentó un proyecto para que se declare la “Emergencia Farmacológica” en la Provincia.

Dicha EMERGENCIA fue aprobada por los concejales,  a los efectos de garantizar el acceso a medicamentos para la prevención y tratamiento de los problemas de salud de los baradernses y en especial a los de alta vulnerabilidad social.

El importante aumento del precio de los medicamentos entre un cien a un doscientos por ciento, en un contexto de relajación de los controles de la Secretaría de Comercio sobre un sector con muy alto grado de concentración, tanto en la producción como en la comercialización, motivaron la presentación del mencionado proyecto en nuestra comuna.

Sólo 20 de los 110 laboratorios productores de medicamentos, concentran el 80% de la facturación y 4 de las 445 droguerías concentran el 70% del mercado.

El progresivo desmantelamiento, por aquellos días del Programa Remediar, HOY LITERALMENTE ELIMINADO POR EL MACRISMO, que garantizaba los medicamentos esenciales, los que cubren el 80% de las enfermedades más frecuentes a la población que se atiende en el subsector público, en el primer nivel de atención, también dio pie a la iniciativa de referencia.

Durante el año 2016, se entregaron alrededor de 13.000 botiquines menos, equivalente a 10 millones de tratamientos menos que en 2015 en todo el país, sufriendo una dosis importante de esta quita, la ciudad de Baradero.

En el corriente año la situación empeoró, de los 74 medicamentos esenciales que se entregaban a los municipios, garantizando el acceso a 1,7 millones de personas por mes, se pasó a entregar sólo 39.

La decisión del PAMI, de dejar de entregar medicamentos con cobertura del 100% a una gran cantidad de beneficiarios, de disminuir a 50% la anterior cobertura de un 100% en los medicamentos antipsicóticos, de la restricción en la venta de medicamentos e insumos a pacientes diabéticos es un gran retroceso, más argumentos dieron a esta iniciativa legislativa presentada hace unas semanas atrás en la ciudad del encuentro.

La ecuación tuvo un vuelco drástico en torno a la necesidad de amparar al ciudadano de a pie de Baradero, al ver el enorme aumento de la tasa de desempleo y la imposibilidad de muchos de poder hacer frente al ostensible incremento de las Prepagas,  en un contexto de aumento permanente del precio de los alimentos y de aumentos importantes de las tarifas.

En la semana en “Quien quiera oír que oiga” entrevistamos a uno de los vecinos  que formó parte del armado de este proyecto que se presentó en su momento ante el HCD, Cesar Jataf, quien en el audio que subimos a la presente, se explayó y de manera más que contundente sobre este tema.

Todavía no hemos accedido a la respuesta ¿Cual? La que da cuenta de los motivos o negocios que se esconden detrás de este veto llevado a cabo por la intendenta, desoyendo aún al hacerlo, la voluntad de su propio bloque legislativo, que como nunca antes había ocurrido, lo aprobó y sin chistar, de manera UNÁNIME.