Por PABLO ARIEL GONZALEZ

Anunciada con bombos y platillos en 206, otra vez promocionada con el chiqui pum en 2017, y nuevamente anunciada con cornetas en febrero de este año, la obra de restauración de nuestra estación de trenes, salvo que se haya tratado de OTRO CUENTITO de CAMBIEMOS, en días debería estar por iniciarse.

El 1 de febrero de este año, seguramente recordarás que se abrieron los sobres correspondientes a la Licitación Pública 57/2017, que contemplaba la recuperación y puesta en valor de la estación Baradero de la línea Mitre que une Retiro con Rosario, y que había sido dañada en un incendio en 2013.

La citada apertura de sobres se realizó en la Municipalidad de esa ciudad y estuvieron presentes Guillermo Fiad, Presidente de Trenes Argentinos Infraestructura, organismo dependiente del Ministerio de Transporte a cargo de la licitación y Fernanda Antonijevic, Intendenta de la ciudad.

FOTO BTI

Las mejoras anunciadas incluían, dentro de la estación, la reconstrucción del hall de espera, las boleterías, oficinas y baños públicos. En cuanto al exterior, se colocaran nuevas veredas, accesos, áreas verdes y señalética; se realizaran trabajos de pintura integral y un cerramiento perimetral, que brindaría mayor seguridad a los pasajeros.

Además, se construiran nuevos andenes de hormigón con baldosas guía para personas con discapacidad visual y accesos con rampas para personas con movilidad reducida.

También se anunció que se pondrá en valor el puente histórico metálico y se instalará nueva iluminación LED de bajo consumo tanto en el interior, como en la fachada y los andenes, y que asimismo se harán cruces peatonales en la zona de andenes para los usuarios y el personal.

La obra, para la cual se invertirán 26 millones de pesos, se aseguró que comenzaría, como mucho, en agosto de este año y que tendrá una duración aproximada de 10 meses.

Ya estamos en fecha, y hasta acá, nada de nada.