Por PABLO ARIEL GONZALEZ

La frase “haz lo que yo diga pero no lo que yo haga”, representa la esencia más pura de la tremenda hipocresía y falsedad en la que vive envuelto el ser humano en la actualidad.

Son muchas las personas que son maestras en enviar mensajes contradictorios todos los días. Son especialistas en hablar de moral y de conveniencia, siempre y cuando sea la suya, evidentemente, y muchos han terminado por aceptar como normal la contradicción.

Los políticos son especialistas en teorizar, en ponerse como ejemplo de honestidad y de honradez. Hablan y hablan, del bienestar de los ciudadanos y de lo mucho que hacen por ellos. Cuando la realidad es bien diferente.

Ya lo dijo Groucho Marx: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”. Y algunos ciudadanos siguen viendo la política y a los políticos como la mejor solución.

Ante esto lo mejor es no hacer caso de lo que digan los demás, ni de lo que hagan, ya que consideran que saben más y son mejores que el resto. Cada uno debe pensar y actuar como mejor considere, sin perjudicar a los demás, y solo así tendrá aquello que busca.

En este contexto de cosas, al mismo tiempo en que desde el municipio local se anuncia/advierte a los vecinos de nuestra comuna, que está totalmente PROHIBIDO podar los árboles públicos hasta el 14 de mayo, bajo apercibimiento en caso contrario, de SANCIONARLOS con la aplicación de SUCULENTAS MULTAS, el Director del Cementerio local y responsable del DIARIO de Baradero,  Daniel Buey, hace un mes mandó a DESTROZAR el árbol, o lo que de él queda, que se encontraba justo frente a las puertas del referido lugar público de nuestra ciudad.

El ejemplar talado tenía más de CUARENTA años de antigüedad, por lo que además de una tala intolerable violando las normas locales y provinciales, se podría decir que estamos en frente a una absoluta HEREJÍA.

¿Las razones de este accionar? Que se pueda ver más claramente el frente del Cementerio.

Una vez más estamos en presencia de un PERVERSO mensaje enviado por las autoridades de este gobierno de CAMBIEMOS, “Haz lo que yo diga, pero NO lo que YO haga”

ACLARACIÓN: Después de publicar nos informaron que no fue un árbol, fueron DOS.