El primer caso de sarampión autóctono en los últimos 18 años en Argentina se confirmó la semana pasada en la Ciudad de Buenos Aires. Eso sumado a la circulación del virus en otros países de América y el mundo, encendió la alarma y obligó a declarar el alerta epidemiológica al Ministerio de Salud porteño.

Tras ese caso, el servicio de Epidemiología e Infectología del hospital Garrahan – el centro de salud pediátrico más grande del país – teme que la situación se agrave con el brote de bronquilitis que se espera para el invierno y llamó a toda la población a vacunar a tiempo a los niños contra el sarampión para prevenir un peor cuadro sanitario.

La vacuna es la única forma eficaz y segura de prevenir esa enfermedad infecciosa. Es obligatoria, de aplicación gratuita y está contemplada en el Calendario Nacional de Vacunación. Los bebés deben vacunarse al año y la segunda dosis se aplica a los 5 años.

«El sarampión puede tener complicaciones graves en los bebés»
«La situación epidemiológica con el sarampión puede ser grave. Y más grave aún considerando la epidemia de bronquiolitis que se avecina», aseguró el presidente del Garrahan, Carlos Kambourian, y destacó: «En pocos días terminaremos una reestructuración del Hospital que sumará espacio y unidades de internación para estar preparados ante estas epidemias que pueden afectar a nuestros chicos».

«Es importantísimo que la vacuna se aplique al año para que el niño esté protegido. El sarampión puede tener complicaciones graves en los bebés. Los menores de 1 año, dependen de los anticuerpos de la mamá y la forma más efectiva de protegerlos es con una buena cobertura de vacunación en la población», informó la jefa de Epidemiología del Garrahan, Rosa Bologna.

El sarampión es una enfermedad viral potencialmente grave, muy contagiosa, no cuenta con tratamiento específico y el modo de prevención más importante es la vacuna. No obstante existe un porcentaje bajo de fallo primario en la respuesta a la vacunación «que puede llegar a alrededor del 5 %», explicó Bologna. El posible fallo, sumado a la cobertura de vacunación que no llega al 95 % en Argentina, genera la acumulación de susceptibles y el riesgo de aparición de casos.

Vacuna contra el sarampión

– La primera dosis de la vacuna se da al año de vida.

– La segunda dosis se aplica a los 5 años: no debe esperarse al ingreso escolar.

 Todos los nacidos después de 1965 deben tener 2 dosis de vacuna antisarampionosa.

 La vacuna es eficaz, segura y se aplica de forma gratuita en todos los centros de salud públicos.

– El vacunatorio del hospital Garrahan funciona de lunes a viernes, de 8 a 15.

INFONEWS