Ante el techo a las paritarias impuesto por el gobierno de Mauricio Macri, gremios estatales, docentes y bancarios anunciaron medidas de fuerza para los próximos días. Todos los detalles.

Los ajustados resisten el ajuste. El techo salarial que quiere imponer el gobierno se resiste por parte de los sindicatos que se encuentran prácticamente en asamblea permanente. Ante la reiterada propuesta del 15% sin cláusula gatillo, las convocatorias del Gobierno para destrabar los conflictos no surten efecto pues se mantienen las mismas ofertas.

Luego de que en tres reuniones consecutivas se realizara la misma oferta, rechazada de plano por los gremios en unidad, el jueves 5 y viernes 6 se realizarán distintos paros docentes tanto en en la Provincia de Buenos Aires como en capital federal. Por su parte fue convocada una nueva reunión para el miércoles 4 por la gobernación de Vidal. En Santa Fe la oferta se elevó hasta el 18%, no fue aceptada por los sindicatos y ahora se espera que la gobernación de Lisfchitz la cierre por decreto. Alerta a nivel nacional ya que más de la mitad de las provincias mantienen sus conflictos. Además, el viernes 6 paran Subtes.

Para el caso de los bancarios sigue sin acuerdo la paritaria y de no mejorar la oferta de las patronales el próximo viernes 6 de abril la Asociación Bancaria convocará a un nuevo paro nacional. Sería el cuarto en lo que va del año, en contra del techo planteado por el gobierno, fijado en el 15%.

Además, la conducción de ATE a nivel nacional dispuso un paro de actividades para el día 11 de abril reclamando el cese de los despidos y atendiendo a probables nuevas cesantías. Los casos del INTI, Hospital Posadas, INDEC, INTA, entre otras tantas dependencias públicas se han cobrado miles de puestos de trabajo en estos dos años de gestión macrista.

En Salta, los trabajadores del Ingenio San Isidro se movilizarán a la legislatura provincial salteña para exigir la estatización del Ingenio que con su cierre está dejando a 730 obreros sin trabajo. Los ingenios San Isidro, El Tabacal, La Esperanza, entre otros han sufrido la política aperturista del gobierno nacional y se han cobrado casi 2000 empleos en lo que va del año.

Primereando