descarga-1

Por PABLO ARIEL GONZALEZ

El Derecho a la Educación se encuentra garantizado en nuestra Constitución Nacional en el art. 14 desde el mismo momento en que fue sancionada en el año 1853, este derecho jamás fue puesto en duda ni fue separado de los preceptos fundamentales que dieron origen a nuestro país como Nación en ninguna de las reformas posteriores.

Por el contrario, el Derecho a la Educación conforma, actualmente un derecho que se encuentra reforzado por la incorporación a nuestra C.N. de Convenciones y Tratados Internacionales, plasmados en el art. 75 inc. 22, que hacen al Sistema Internacional de Derechos Humanos.

20668781_10213904029901241_1024856610_n

Así el derecho que hoy se ve cuestionado a raíz de los casos surgidos en la Escuela Marcos Sastre (más tarde vamos a publicar una nota en la que se denuncia otro caso más, que se suma al denunciado en el día de ayer en BL), debe ser garantizado y sin PEROS, a todos los chicos y adolescentes de nuestra ciudad, y sobre todo si su cuestionamiento surge y proviene del aporte económico de sus padres a una cooperadora o quien sea, escuela o estado, ya que tan solo basta sacar a relucir los impuestos que cada uno de ellos abonan a diario al fisco nacional y/ provincial, para neutralizar cualquier tipo de movida en torno a esta cuestión, y si eso que se aporta no alcanza, el problema no es de los padres, y mucho menos, DE SUS HIJOS, los únicos responsables en todo caso son y siempre lo serán quienes nos gobiernan, ayer, hoy y mañana también.

15571320_10211499492589311_875266505_n-3-400x289

En las condiciones que la propia Carta Magna impone, está fundado el derecho que les asiste a todos los argentinos, entre los cuales estamos obviamente los baraderenses incluidos, y está garantizado en lo principal, en lo dispuesto en el artículo 14 de la Constitución Nacional, normas constitucionales y de derecho internacional de derechos humanos constitucionalizado por el artículo 75 inciso 22 de la Constitución Nacional y concordantes.

La Constitución Nacional no es “best seller”, que sirve para ratos de ocio de gobernantes y ciudadanos, es nuestro máximo resguardo ante el avasallamiento concreto y/u potencial del  sistema de Derechos y Garantías que nos amparan. Cuando decimos “nos amparan”, decimos que es el piso del que se parte y del cual no nos podemos bajar.

16176348_10211858617407207_97580606_n-400x221

Hoy nuestro derecho a: “Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamentan su ejercicio, a saber…aprender.” (art. 14 C.N.); garantizado por el art. 31 de la Constitución Nacional: “Esta Constitución, las leyes de la Nación que en su consecuencia se dicten por el congreso… son la ley suprema de la Nación…”; “Toda persona tiene derecho a la educación, la que debe estar inspirada en los principios de libertad, moralidad, y solidaridad humana.

Así mismo tiene el derecho de que, mediante esta educación, se le capacite para lograr una digna subsistencia, en mejoramiento del nivel de vida y para ser útil a la sociedad.

images

El derecho de educación comprende el de igualdad de oportunidades en todos los casos, de acuerdo con los dotes naturales, los méritos, y el deseo de aprovechar los recursos que puedan proporcionar la comunidad y el Estado…”  (art. 12) de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (art. 75 inc. 22 C.N.); (art. 2), “1. Cada uno de los Estados partes… se compromete a adoptar medidas… para lograr progresivamente, por todos los medios apropiados… la plena actividad de los derechos aquí reconocidos. 2… se comprometen a garantizar el ejercicio de los derechos que en él se enuncian, sin discriminación alguna por motivos de.. .origen nacional o social, posición económica… o cualquier otra condición social.” Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, (art. 75 inc. 22 C.N.), en principio, están puestos seriamente en riesgo.

1-7-400x225-1

Así lo indica la realidad, de no contar nuestro establecimiento, como muchos otros de la Provincia de Baradero, la Buenos Aires y del País, de la mínima estructura que garantice el desarrollo del proceso educativo en condiciones mínimas de dignidad.

Hoy la falta de calefacción en invierno y lo contrario en épocas de calor, de tizas y todo material o elemento básicos en las escuelas no es ni responsabilidad de los padres ni mucho menos, de los alumnos, y esto no solo atenta contra el debido proceso educativo, el de “enseñar y aprender” (art. 14 C.N.), sino que, también pone en riesgo otros derechos de igual rango constitucional como lo son el Derecho a la Salud.

23845505_10214884638015831_1233307364_n

El estado es responsable de poner las cosas en orden, y si no lo hace, a él, a través de quienes lo representan, habrá que ir a reclamarles y exigirles llegado el caso, no a los padres de los alumnos, y mucho menos, cuando no cuentan con recursos suficientes para destinarlos a tales fines, sobre todo si tenemos en cuenta, lo cual no es para nada un detalle a obviar, como se ha deteriorado el ingreso de la gran mayoría de los argentinos producto de las políticas económicas que está implementando en todo el país, el gobierno de los CEOS de empresas de Macri.

14799917_1245192415503084_1376223224_o-1-400x188 14803080_1245192245503101_513554789_o-1-400x188 - copia - copia - copia Sin-UUUUUUUUUUUUUU-1-400x355-1 Sin-títuloUUUUUUUUUU-400x200

16735918_10212090809771871_1136809274_n-400x170-1