24740376_10214975985339457_1569792239_n

De no creer lo que hoy por la mañana aconteció en calle Medrano, entre Bolaños y Saenz de nuestra ciudad.

Un alto caño apostado en la zona, aparentemente se rompió e inundó por un largo rato, toda la cuadra que linda a la oficina de Obras Sanitarias de Baradero.

15571320_10211499492589311_875266505_n-3-400x289 20668781_10213904029901241_1024856610_n

“En casa de herrero cuchillo de palo” es un refrán popular que se refiere a la paradoja de que falten determinadas cosas en lugares donde deberían abundar. Como tal, es un refrán originario de España y muy popular tanto en España como en América.

En este sentido, es un dicho que esconde cierta amonestación hacia aquellos que descuidan en su propio hogar las cosas con las que, fuera de él, se ganan el pan.

Así, se interpreta que en la casa de un herrero debería ser, precisamente, el lugar donde los utensilios e instrumentos deberían ser labrados en hierro. De allí que el refrán señale la paradoja de algunas situaciones de la vida: un chef que nunca cocina en casa, el automóvil descompuesto de un mecánico o los dientes descuidados de los hijos de un odontólogo.

 

Sin-UUUUUUUUUUUUUU-1-400x355-116176348_10211858617407207_97580606_n-400x221

Este dicho, no obstante, tiene algunas variantes. La más antigua es “en casa del herrero cuchillo mangorrero”, donde por “cuchillo mangorrero” entendemos cierto género de cuchillo tosco y mal forjado.

Asimismo, hoy día también pueden oírse: “en casa del herrero, badil de madero”, “en casa del herrero, asador de palo”, “en casa del herrero, asador de madero”, “en casa de herrero azadón de palo” o “en casa del herrero, cuchara de palo”. Esta última variante, sin embargo, es el resultado de una hipercorrección según la cual es absurdo pensar en un cuchillo fabricado con madera, de modo que se ha cambiado el cuchillo por la cuchara.

En inglés, el refrán equivalente vendría a ser “the shoemaker’s son always goes barefoot”, que traduce “el hijo del zapatero siempre va descalzo”.

Finalmente, el refrán también puede referirse a los hijos que no siguen la misma carrera que sus padres.

En casa de herrero, cuchillo de palo, y este refrán popular, hoy dijo presente en nuestra querida ciudad del encuentro.

images 1-7-400x225-1 14799917_1245192415503084_1376223224_o-1-400x188 14803080_1245192245503101_513554789_o-1-400x188 - copia - copia - copia 23146140_1752698481702758_379676197_n 16735918_10212090809771871_1136809274_n-400x170-1

Sin-títuloUUUUUUUUUU-400x200