tevez_seleccionargentina

La escena final fue tremenda. Carlitos Tévez en cuero, subido al travesaño del arco del estadio Perón cantando “..la selección, la selección, se va a la p…. que lo parió….”. Obviamente no era el único. Todo la hinchada y el resto de sus compañeros lo ayudaban y le daban a la situación un aire bizarro.

Boca acababa de coronarse minutos antes campeón del Apertura 2003 tras ganarle 2-1 a Arsenal en Racing. Sin Carlitos en cancha desde varias fechas atrás por un esguince de rodilla, el “Apache” estaba en pleno proceso de rehabilitación para llegar, con lo justo, a la gran final de diciembre en Yokohama contra el Milán.Pero la lesión no era lo único que ponía en duda la presencia de Tévez en Japón.

Porque se metió en el medio la AFA pidiendo los servicios del muchacho de Fuerte Apache para un “Sub-no le importa a nadie” a jugarse en la misma fecha que la Intercontinental.

Se vivieron días tensos. Los hinchas de Boca explotaban de bronca. Tévez declaraba con más cintura que Rojitas. Y Bianchi se mantenía más callado que mudo sin lengua. Hasta que llegó el desahogo.

Tras el pitazo final del árbitro y la consagración abrochada, Don Julio, Julito y la AFA entera pudieron ver en vivo y en directo el deseo de Carlitos.

Igual el que cortó el bacalao fue el otro Carlitos.

El virrey, fiel a su estilo, se mandó una jugada típica de las suyas.

Lo llevó a Japón pero no lo puso de titular.

Imborrable Boca

Sin título444444444444444 1-7-400x225-1 15571320_10211499492589311_875266505_n-3-400x289 14803080_1245192245503101_513554789_o-1-400x188 - copia - copia - copia 14799917_1245192415503084_1376223224_o-1-400x188 16176348_10211858617407207_97580606_n-400x221 20668781_10213904029901241_1024856610_n 21291730_1733527170286556_148985949_n Sin título 16735918_10212090809771871_1136809274_n-400x170-1 Palero 1 22386442_10214514705527750_318099260_n