f620x350-422444_453462_0

BUENOS AIRES (Redacción) – La justicia penal de La Plata finalmente declaró inimputable a María Florencia Butti, de 36 años, una conocida nutricionista local, con amplia trayectoria, que el pasado julio ahogó en la bañera a su beba de dos meses. Luego intentó suicidarse y un familiar lo evitó. Todo sucedió en un departamento de la calle 14, entre 57 y 58. Había dejado una carta en la que pedía perdón por lo que hizo.

21271232_1939014319643628_6988057636515605130_n (1)

21291730_1733527170286556_148985949_n

La medida que finalmente adoptó la jueza de Garantías Marcela Garmendia, fue que la imputada debe continuar internada en un instituto neuropsiquiátrico platense. Según el informe de los peritos, la nutricionista «presenta signos y síntomas compatibles con un episodio psicótico agudo de inicio en el puerperio inmediato con riesgo cierto e inminente en función de sus ideas suicidas». Además, los especialistas recomendaron su permanencia en un régimen de «internación cerrado con estricto control».

14803080_1245192245503101_513554789_o-1-400x188 - copia - copia 14799917_1245192415503084_1376223224_o-1-400x188

El asesinato de la beba ocurrió el pasado 27 de julio, en un edificio ubicado en el cento de La Plata, en el que se encontraba la mujer con su hija de dos meses. La Policía llegó al lugar alertada por un llamado de una tía de la mujer que también se encontraba en el sexto piso de ese edificio. Al ingresar, los efectivos se encontraron con el pediatra de la beba, que había sido convocado por el familiar de la mujer.

El médico había hallado a la beba sobre el cambiador en una mesa, con su ropa mojada y sin signos vitales. Como no respiraba, le realizó maniobras de reanimación pero que no dieron resultado. En ese momento, el pediatra detectó que a la beba le salía agua por la boca y las fosas nasales.

1-7-400x225-1 16176348_10211858617407207_97580606_n-400x221

Butti está casada con Juan Garganta, quien es sobrino de Álvaro Garganta, fiscal de La Plata. El hombre no se encontraba en el departamento cuando ocurrió el hecho, sino que estaba trabajando en las oficinas cercanas de una obra social. Apenas se enteró de lo sucedido corrió hasta el lugar.

De acuerdo con los testigos, tras el crimen la nutricionista intentó arrojarse desde el balcón del sexto piso, pero fue contenida por la tía. Además, la familiar de la imputada encontró una carta en la que pedía perdón por haber asesinado a su hija.

EL INTRANSIGENTE.COM

15571320_10211499492589311_875266505_n-3-400x289 16176348_10211858617407207_97580606_n-400x221 16735918_10212090809771871_1136809274_n-400x170-1 Sin título