10641200_784072761636171_1157783242448453481_n

La semana pasada en “Quien quiera oír que oiga” dialogamos con Oscar Gomez, desde hace unos años vecinos de nuestra ciudad, Comisario retirado hace unos meses, por haberse acogido a la respectiva jubilación que le asiste, de la policía bonaerense, en la cual, durante muchos años, estuvo cumpliendo funciones de Comisario, con distintos destinos, entre ellos, la ciudad de Baradero.

Gomez, desde hace unos años radicado en Baradero, estuvo al frente de nuestra policía comunal cuando ocurrió la quema de nuestra municipalidad, y entre otras cosas, también sobre este tema hablamos en la nota que por la Láser le hicimos la semana pasada.

21291730_1733527170286556_148985949_n

20668781_10213904029901241_1024856610_n

La entrevista giró en torno a la seguridad en nuestra comuna, la necesidad de generar una secretaría municipal a los fines de planificar y abordar esta problemática siempre vigente y de gran preocupación en nuestros vecinos, y la estructura mínima con que debería contar nuestra policía para poder lograr implementar políticas de prevención, a los efectos de disminuir los índices delictivos en esta parte de la provincia de Buenos Aires.

Con cuántos patrulleros y efectivos, como mínimo, debe contar la comunal a los fines de poder desarrollar sus tareas de la manera más eficiente posible, el rol de las cámaras de seguridad y cómo se deberían operar para obtener la eficiencia buscada con el uso de las mismas, la droga, como flagelo social, entre los efectivos policiales, y los porqués de esas jornadas extensas de trabajo, que diferencian a los trabajadores de las fuerzas de seguridad del resto de las actividades llevadas a cabo por los mortales de carne y hueso en nuestro país.

1-7-400x225-1 15571320_10211499492589311_875266505_n-3-400x289

En lo que hace a la quema de nuestro municipio en 2010, esto manifestó Oscar Gomez en la 90.1: “Me parece que el contexto social hoy es diferente, me parece que en aquel momento había un contexto social distinto, la situación fue muy rápida, se tuvieron que priorizar algunas cosas, y la decisión fue mía, no del intendente (por Carossi), y yo opté por no reprimir porque no tenía retorno, cuando uno toma una decisión de reprimir, las consecuencias son graves, nunca hay una consecuencia leve, sobre todo con una ciudad que en aquel momento estaba enojada, volvamos a aquel momento, porque hoy mirarlo después de los años pasados, no es lo mismo, y la reconciliación fue buena, porque Carossi volvió a ganar después (en 2011) y con más votos, y la sociedad no quedó lastimada”

16176348_10211858617407207_97580606_n-400x221

En lo que hace a la cantidad de efectivos policiales con los que debería contar la comunal para lograr una mayor eficiencia al momento de llevar a cabo las tareas de prevención para las que fueron concebidas en su origen, dijo que lo normal es “Un policía cada mil o mil quinientos habitantes”, a diferencia de lo que acontece en la actualidad, que hay uno cada tres mil y pico de vecinos de nuestra ciudad.

14799917_1245192415503084_1376223224_o-1-400x188 14803080_1245192245503101_513554789_o-1-400x188 - copia - copia 16735918_10212090809771871_1136809274_n-400x170-1 Sin título