macri_-660x336

Extream Gear funciona desde 2008 en Esteban Echeverría, en el Gran Buenos Aires. La planta abastece a la multinacional Adidas. Por la caída de la actividad y por la apertura de importaciones, la fábrica cerrará sus puertas: 450 empleados serán despedidos.

Hoy, se reunieron en el ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires representantes de la empresa y los trabajadores. El jefe de la cartera laboral, Marcelo Villegas, participó de la reunión. Los despidos, que empezaron en enero, concluirán en dos tandas, entre septiembre y octubre.

“Extream Gear tiene capitales nacionales. Dicen que no pueden seguir más por la situación económica y por las importaciones. Adidas trabaja con otras dos plantas que también se están achicando”, describió el delegado Emmanuel Fernández, en diálogo con Primereando las noticias.

La crisis comenzó en 2016 con la devaluación, que incrementó el valor de los insumos que Extream Gear compraba a Adidas Trading, de Holanda. Luego, la PYME realizaba el calzado que vendía a Adidas Argentina. La caída del consumo y la apertura de importaciones hicieron que Adidas reconfigurara su línea de producción: ahora le sale más barato traer zapatillas desde China.

Durante 2017 se profundizaron los problemas financieros: a principios de este año, la empresa despidió 100 empleados. Ahora decidió cerrar la planta. No es la única fábrica con problemas. Todo el sector textil, que ocupa a 400 mil personas en el país, está en crisis por las políticas oficiales.

Primereando

21208312_1731587950480478_1261166956_n

1-7-400x225-1 14803080_1245192245503101_513554789_o-1-400x188 - copia - copia 14799917_1245192415503084_1376223224_o-1-400x188 15571320_10211499492589311_875266505_n-3-400x289 16176348_10211858617407207_97580606_n-400x221 20668781_10213904029901241_1024856610_n Sin título 16735918_10212090809771871_1136809274_n-400x170-1