Organismos de derechos humanos y agrupaciones políticas y gremiales se movilizaron para reclamar la aparición de Santiago Maldonado, desaparecido en Chubut hace seis días cuando era detenido por Gendarmería. Pidieron la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. La ONU aceptó el pedido del Cels y exigió que el Estado lo encuentre

aparicion_0

La única realidad es que la Gendarmería se llevó a Santiago”, denunció en el acto frente al Congreso uno de los hermanos del joven desaparecido hace seis días tras la represión a una comunidad mapuche de Chubut.

15571320_10211499492589311_875266505_n-3-400x289

Nora Cortiñas, de Madres Línea Fundadora, señaló que Santiago “tiene que aparecer con vida” y remarcó que “el Estado es responsable”. Apuntó contra la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich: dijo que “tiene que decir dónde lo tienen a Santiago” y después “tiene que renunciar”.

20668781_10213904029901241_1024856610_n

Al término de la manifestación frente al Congreso, un pequeño grupo de manifestantes atacó a los efectivos de la Policía de la Ciudad presente en el lugar y quemó dos motos de la fuerza. Trabajadores de prensa de los canales C5N y TN denunciaron que también fueron agredidos.

Las marchas por la aparición de Santiago se repitieron en el centro de La Plata -en las calles 7 y 50-, en el Monumento a San Martín en Neuquén capital y en la Plaza de los Pañuelos, en Bariloche.

14799917_1245192415503084_1376223224_o-1-400x188 14803080_1245192245503101_513554789_o-1-400x188 - copia - copia

Santiago Maldonado desapareció el 1º de agosto tras el operativo represivo de la Gendarmería y la Policía de Chubut en el la comunidad mapuche del Pu Lof de Cushamen, en Chubut. Varios testigos vieron correr a Santiago para resguardarse de los disparos que realizó la Gendarmería en su ingreso a balas de goma y plomo. Según esos testigos, Santiago no logró cruzar el río y se refugió bajo un árbol.

1-7-400x225-1

Desde el otro lado del río, algunas personas que lograron escapar lo vieron quedarse agazapado entre 20 y 25 minutos, hasta que lo perdieron de vista y pudieron escuchar la voz de dos de los gendarmes que habrían logrado reducir a alguien. Otra persona que se encontraba en una lomada afirmó que pudo ver a un grupo de gendarmes golpeando a un joven maniatado. Más tarde, otro hombre que se encontraba del otro lado del río también pudo observar que entre seis y ocho efectivos formaban una fila para ocultar algo que intentaban ingresar por la puerta trasera de una camioneta de la Gendarmería. Esta camioneta, de color blanco con guardas verdes, había ingresado al territorio indígena en marcha atrás, retirándose luego por la Ruta 40 en dirección a la ciudad de Esquel.

PAGINA 12

16176348_10211858617407207_97580606_n-400x221 18301772_1689462338026373_3038937957541774385_n-400x428 20428275_10213810482522615_869442511_n 19905063_855996521231096_7520107309671105573_n 19141530_10213314684767981_941907615_n 20032002_1321478967969503_1251368634478616789_n 20471898_10213810482682619_1159890013_n 20187452_10213691029456363_1793506522_o 20206374_10213716260967135_768011459_n 20668831_10213904270787263_1190684453_n descarga-20 (1) Sin título 16735918_10212090809771871_1136809274_n-400x170-1