20428439_1165954796842423_1001162030_n

Por Gabriel Moretti

 

En la última sesión del HCD de Baradero, la concejala Irma Tineo, perteneciente al bloque de Cambiemos, presentó un proyecto solicitando que, en el pequeño terreno que en forma de triángulo existe en la intersección de las calles Juan B. Justo y San Martín, se coloque un busto del traductor al español de la obra principal de Carlos Marx y fundador del Partido Socialista en la Argentina, doctor Juan Bautista Justo.

15571320_10211499492589311_875266505_n-3-400x289

Es llamativa la devoción que sienten los socialistas locales por la figura del gran médico devenido en político y cada vez que han ocupado una banca en el HCD intentan de alguna manera dejarlo en evidencia. Cuando se decidió colocar el nombre del político a la «bajada de piedras», fue en épocas que el socialismo tenía representación legislativa con la cual logró su objetivo con un agregado, si se quiere risueño: el nombre se le adjudicaría a la bajada de adoquines que, comenzando en la zona cercana al puerto, a la altura de la calle Serrano, finaliza al llegar a la intersección con calle Bulnes.

16143970_10211850532525090_461963568_n-1-400x179 16176348_10211858617407207_97580606_n-400x221

No obstante y como entre los ediles había alguien, de la bancada socialista, que tenía su domicilio en la cuadra ubicada entre Bulnes y Rodríguez, el proyecto se aprobó con el agregado de esa cuadra que pasó a llamarse también Juan B. Justo dándose el gusto el concejal de tener su domicilio en la calle que llevaba el nombre de su admirado político.

14803080_1245192245503101_513554789_o-1-400x188 - copia 14799917_1245192415503084_1376223224_o-1-400x188 - copia

Más allá de aprobarse o no la solicitud de la concejala Tineo, resulta notorio el divorcio entre lo que supuestamente representan los socialistas y la realidad. En momentos en que el sector más postergado de la población, al que los socialistas dicen representar al menos en los papeles y en la retórica y pasando porque su lugar de reuniones es llamado pomposamente «Casa del Pueblo», en lugar de buscar alguna medida que intente paliar la gravedad de la situación, gastan sus energías en elaborar proyectos que, sin ser inválidos, seguramente deben ser calificados de inoportunos.

1-7-400x225-1 18301772_1689462338026373_3038937957541774385_n-400x428 20428275_10213810482522615_869442511_n 20471898_10213810482682619_1159890013_n descarga-20 (1) 19141530_10213314684767981_941907615_n 19650498_10213483073697599_800933497_o-400x171 20206374_10213716260967135_768011459_n 20187452_10213691029456363_1793506522_o 20032002_1321478967969503_1251368634478616789_n 19905063_855996521231096_7520107309671105573_n Sin título