descarga (27)

Diego Maradona salió caminando lentamente de la mano de una joven enfermera rubia. Sue Carpenter, la extraña dama que acompañaba al más grande futbolista, jamás habrá pensado que su imagen se repetiría por años. El astro le puso una sonrisa tenue, resignada, a su acompasado adiós del estadio Foxboro, en Boston. Cuatro días después, entre llantos diría que le «cortaron las piernas».

19021993_10213267884638007_765983965_n 18301772_1689462338026373_3038937957541774385_n-400x428

El 25 de junio se cumplieron 23 años de aquel suceso que conmovió a un país entero, como pocas veces antes aconteció en toda nuestra historia.

19141530_10213314684767981_941907615_n

Esa marcha lenta, el control antidoping, y a los pocos días otra vez Maradona en las noticias. En la orina le detectaron efedrina, prohibida para el deporte por más que no fortalecía un ápice las condiciones del gran Diego. Argentina venía de una fresca victoria sobre Nigeria 2-1 y también había goleado a Grecia 4-1 con tres goles de Gabriel Batistuta y una joyita de Maradona.

16176348_10211858617407207_97580606_n-400x221 16143970_10211850532525090_461963568_n-1-400x179

Sin Maradona, Argentina se apagó. Cayó consecutivamente con Bulgaria y Rumania, y adiós Mundial.

Grondona y Maradona volverían a unirse, cuando los hijos del presidente de la AFA fogonearon que fuera el entrenador para el Mundial de Sudáfrica, curiosamente sucediendo a Basile. A su fin, Grondona se lo sacó de encima y Maradona lo acusó de mentiroso.

14803080_1245192245503101_513554789_o-1-400x188 14799917_1245192415503084_1376223224_o-1-400x188

En este nuevo Mundial, los Grondona, sin respetar siquiera sus investiduras, al fin Humberto hijo es entrenador del juvenil, burdamente tildaron de «mufa» al Maradona que le regaló los mejores días de fútbol al veterano dirigente en sus treinta años largos de presidencia en AFA. Gracias a él hubo un título mundial de la mayor en México 86.

1-7-400x225-1

Grondona sigue en su sillón de poder perpetuo en AFA y FIFA. A Maradona, con todos sus errores a cuestas, no lo dejaron entrar al Maracaná, pese a haber convertido en arte el juego de la pelota. (DyN)

Basile: “Algo pasaba”

El técnico de ese equipo, el bahiense Alfio “Coco” Basile, dijo que cuando vio “a esa gorda llevar a Maradona se me cruzó que algo pasaba”.

“Coco” agregó que “ese equipo estaba para campeón”.