19142338_10213305921388902_234431557_n

Un hombre mayor de edad, de apellido Chulqui, durante tres días consecutivos y soportando los embates del hambre y el frío, estuvo durmiendo, aunque te cueste creerlo, en la garita del mismísimo Hospital Municipal Lino Piñeiro.
A raíz del notorio deterioro de su salud, fue que enfermeros del nosocomio hace unas horas se arrimaron al lugar, lo subieron a una camilla y lo internaron en una de las habitaciones del centro público sanitario de nuestra comuna.

19114567_10213305921348901_1761280533_n

14803080_1245192245503101_513554789_o-1-400x188 14799917_1245192415503084_1376223224_o-1-400x188 16176348_10211858617407207_97580606_n-400x221

19184259_10213305921468904_76101292_n
La pobreza golpea fuertemente a vastos sectores de Baradero, dañando en mayor medida a los grupos más vulnerables  por excelencia de todos, niños y lógicamente, abuelos.
La indiferencia por la cosa en nuestras autoridades queda más que evidente ante este hecho que te contamos, ya que nadie puede argumentar el desconocimiento del tema en el caso de este abuelo, ya que hacerlo sería como reconocer que ya ni a UN ELEFANTE EN UN BAZAR pueden visibilizar, porque que haya estado durmiendo durante tres días en la garita del hospital, y un ELEFANTE EN UN BAZAR, es más o menos, más de lo mismo.

Nuestra sociedad también deberá dar cuenta de su insensibilidad e indiferencia ante estas cosas.
Qué triste no?

19021993_10213267884638007_765983965_n 15571320_10211499492589311_875266505_n-3-400x289 1-7-400x225-1 16143970_10211850532525090_461963568_n-1-400x179 18871509_1698831093756164_1294232141_n Sin título 16735918_10212090809771871_1136809274_n-400x170-1