En el Senado bonaerense, distintos intendentes y legisladores del peronismo ensayaron el último encuentro previo a sentar postura definitiva para la votación del Presupuesto 2017. Todos los referentes coinciden en que faltan limar detalles, y un sector del peronismo se cierra en la idea de pelear por la vicepresidencia de la Cámara baja. En Cambiemos aseguran que tienen los votos, más allá de si el peronismo unifica criterios o no. Se habla de una posible ruptura de un bloque en Diputados. Seguirán las negociaciones hasta minutos antes de bajar al recinto
El PJ intenta conservar la unidad y el Presupuesto 2017 continúa en una gris zona de debate

Primero hubo un approach en el hall contiguo al Salón Cafiero del Senado, y luego pasaron al mencionado salón. Allí, el senador provincial Patricio García ocupó el centro de la reunión, en tanto que lo secundaron el diputado Juan José Mussi, y los intendentes Alfredo Fisher y Hugo Corvatta. Todo fue ayer, temprano. Parecìa que la cosa estaba encaminada.

15571320_10211499492589311_875266505_n

Una de las posturas más enérgicas que se escucharon fue la del propio García que, por el momento, ata el apoyo de su espacio a la posibilidad de que Provincia gire más recursos para los municipios.

Poco a poco llegaron otros actores, entre los que se encontraron los legisladores Graciela Rego, Walter Abarca, Darío Díaz Pérez, Juan Manuel Pignocco, Sergio Berni, Santiago Carreras, Magdalena Sierra; y los intendentes Juan Zabaleta, Francisco Durañona, Juan Pablo De Jesús, Eduardo “Bali” Bucca y Gabriel Katopodis

14803080_1245192245503101_513554789_o 14799917_1245192415503084_1376223224_o

Uno de los jefes comunales que participaba del cónclave,y que tuvo que irse antes de lo previsto, le dijo a La Tecla que “creo que el presupuesto se va aprobar como así también el endeudamiento que prevé el Ejecutivo”.

“Intercambiamos los últimos detalles con los intendentes y vamos a tener una nueva reunión para terminar de acordar. Estamos sacándole punta fina al lápiz con cuestiones que guardan más relación con la Cámara que con los intendentes”, le confió a La Tecla la legisladora Graciela Rego. Todo estaba muy trabado.

1
No obstante, con el oficialismo luchando a brazo partido para alcanzar los dos tercios, el PJ aprovechaba su número. Según pudo saber este medio, una parte del peronismo se resiste a bajarse de la pelea por la vicepresidencia de la Cámara de Diputados (que ocupa el randazzista Marcelo Feliú) hasta que no haya un acuerdo que conforme a todos.

El movimiento de autoridades está trabado porque, como se dijo, Feliú no recuncia a la vicepresidencia primera si a ese espacio no le aseguran la vice con firma; con lo cual ese sector del peronismo busca forzar la ruptura del acuerdo entre el oficialismo y el Frente Renovador.

15259297_1347442421955476_1359252100491062101_o

Cambiemos ofrece darle al peronismo el Defensor del Pueblo y el cargo de Subprocurador de la Corte, pero eso no conforma a todos. En ese contexto, el oficialismo comenzó a negociar más duramente con cada espacio en que está dividido el peronismo legislativo. Y en Cambiemos aseguran que ya tienen los votos, de al menos seis senadores (necesitan dos para los dos tercios) y unos nueve o diez diputados (les hacen falta seis).

“Esperemos que nos mantengamos todos unidos”, expresó uno de los intendentes que participó en los cónclaves del Senado. Sin embargo, las dudas se acrecientan toda vez que un sector se muestra duro en la postura de pelear por la vicepresidencia y otros quieren cerrar la discusión con lo logrado hasta ahora.

Circularon incluso algunos nombres que acompañarían a Cambiemos en caso que el peronismo no unifique una postura. Esto podría derivar en la ruptura en la bancada del FpV-PJ, que preside Walter Abarca. Dentro de ese bloque coinciden randazzistas y legisladores que responden al grupo Esmeralda, que se muestran más dialoguistas y quieren asegurarse la Defensoría del Pueblo para Guido Lorenzino.

No obstante, para adentro ninguno se anima a decir que “borocotizará” una postura en común. “Todos tenemos el ancho de basto en esta jugada, si Marcelo Feliú no renuncia a la vicepresidencia no se puede hacer el cambio de autoridades», explicó un legislador que apoya la postura de mantenerse firmes en la lucha por lograr la vicepresidencia con firma.

Los intendentes también buscan más precisiones sobre lo que sucederá con la policía local, algunos insisten en obligar al Ejecutivo a bajar el endeudamiento, y que el Fondo para los municipios se distribuya por el índice de coparticipación.

El dato de color y el hilo conductor que se destacó en la jornada de reuniones es la extensa agenda de encuentros. La Tecla fue testigo de como, cuando finalizaba el primero de los cara a cara entre los actores pejotistas, desembarcaba la intendenta de La Matanza al salón Cafiero y sostenía una reunión paralela con algunos de los actores que habían estado en el principal cónclave.

Entre aquellos protagonistas que se reunieron con Verónica Magario estaban Walter Abarca, Juan Carlos Veramendi, Gustavo Barrera, Fernando Espinoza y Magdalena Sierra y se sumaron luego Federico Susbielles, Juan Manuel Pignocco, Gervasio Bozano y Cecilia Comerio.

Esa reunión duró hasta pasadas las 19.30 horas y los diferentes protagonistas entraban y salían del lugar teléfono en mano. Confiaban en la unidad, sobre todo de Diputados. «Hablamos con el Chino Navarro hace un rato y juega con nosotros, va a respetar la unidad», señalaba en off uno de los participantes. En Senadores no sucedía lo mismo, ya que no confiaban en la postura de Patricio García y los suyos.

REVISTA LA TECLA