p1140652

Por PABLO ARIEL GONZALEZ 

Hoy, a las diez de la mañana, el concejo deliberante debía reunirse en sesión extraordinaria, la cual fue convocada a los fines de tratar el presupuesto 2017, siendo el tema más controvertido incluido en él, el que hace al pretendido aumento de tasas del 40 %

El oficialismo luce más que apurado por sacarlo rápidamente, no se imagina un 2017 sin esos ingresos, el solo hecho de pensar esa posibilidad, casi que lo hace ingresar en un estadio de temor paralizante, las arcas municipales extremadamente anémicas dan motivo a tanta preocupación gubernamental generada en nuestra ciudad.

14803080_1245192245503101_513554789_o 14799917_1245192415503084_1376223224_o 14787635_1245192512169741_1516957399_o-2

La convocatoria se llevó a cabo, todos estaban sabiendo de la realización de la sesión, pero a pesar de ello, muchos dijeron AUSENTE a la cita llevada a cabo.

No hubo olvido, no existieron otras ocupaciones que hicieron imposible la presencia de los 8 ediles que pegaron el faltazo, nada de eso aconteció hoy por la mañana en el HCD de nuestra ciudad.

La oposición en bloque, casi como si se tratara de una unidad indivisible de sellos, criterios, ideas y color político, recurrió a una de las herramientas con que los dota nuestra democracia, y en tal sentido se abroquelo ante la convocatoria planteada y decidió pegar el gran faltazo.

Para que el concejo pueda sesionar se necesita la mitad más uno de los ediles que lo conforman en su totalidad, es decir, nueve de ellos deben estar sentados en sus bancas para que la misma se pueda llevar a cabo, un número que hoy por la mañana, literalmente brillo por su AUSENCIA.

1

Tanto los 4 concejales del FPV, como los 4 del FR, en sus dos vertientes, se pusieron de acuerdo en esta jugada política que hoy sacudió al ejecutivo local, y así fue que decidieron no dar QUORUM, y por tal motivo fue, que la sesión convocada, quedó totalmente trunca.

Por lo expuesto es que el gobierno comunal deberá administrar sus apuros y armarse de un poco de mayor paciencia, porque por ahora, por lo menos por ahora, el pretendido aumento de tasas, tendrá que esperar un poco más.