15435933_10211412485254182_303288404_n

Facu Asprella, un muy querido joven de nuestra ciudad, empezó a gozar de unas maravillosas mieles, esas que solo saben desenfundar la aparición de los sueños recién  paridos y prestos a crecer sin prisa, pero a su vez, ateos de pausas habidas y por haber.

Ayer obtuvo su tan deseado título, ese que comenzó a forjar desde el vamos en una tribuna bien gallina, y que hoy, aunque con otro traje pero con la gemela pasión de siempre, lo encuentra de espectador privilegiado, iluminado veedor y seguramente, en un futuro no muy lejano, eximio analista, de todo eso que acontece, finde tras finde, en un rectángulo bañado de un verde césped, ese en el que 22 almas y una cosa redonda llamaba pelota, logran hacer vibrar, conmover, llorar y festejar como pocas otras cosas lo consiguen en la tierra, claro que si, del fútbol estamos hablando señores, del deporte más visceral y generador de una fidelidad única, a la que solo los perros logran empardar en todo el planeta tierra.

14803080_1245192245503101_513554789_o 14799917_1245192415503084_1376223224_o 14787635_1245192512169741_1516957399_o-2

Ayer Facu se recibió de periodista deportivo, y como solo acontece con los tocados por la varita mágica, la que de manera más que egoísta solo del de arriba suele maniobrar, desde antes de este gran día, ya comenzó a jugar en primera (Radio Mitre), en su elegido oficio, ese que alguna vez alguien definió como el más lindo del mundo, ese que decididamente decidió adoptar como una maravillosa forma para desarrollar su paso por esta vida, materializar sus alegrías a través de miles de carcajadas, concretar sus anhelados sueños y amamantar entre sus brazos a la felicidad, en todas sus formas, y tan solo por hacer mención a una de ellas, la que surge del inigualable placer que provoca el vivir haciendo lo que más te gusta.

15451094_10211412484974175_1026951104_n

Hoy lo entrevistamos en la Láser, y lo llamamos para que nos cuente de sus saludables y muy celebradas, por nosotros y sin dudas muchísimos más baraderenses, lujosas andanzas en su nueva profesión u oficio que ha comenzado a cabalgar, como quieras caratularlo, al periodismo le da lo mismo, él nunca entenderá de diferencias entre estas dos acepciones, son lo mismo, exactamente lo mismo, y al respecto, Facu, todo esto nos manifestó:

1