15151178_10211227547750860_160529851_n

Por PABLO ARIEL GONZALEZ

A pesar de que desde el municipio local, al momento de dirigirse a nuestros vecinos, continuamente se lanzan mensajes de ahorro de agua y de moderación del consumo y no sólo para los periodos de sequía o calores intensos, nuestro gobierno, en clara contradicción a su discurso publicitado en tal sentido,, gasta en riego de calles una cantidad nada despreciable de dicho recurso imprescindible por naturaleza y escaso por antonomasia.

15146766_10211227548750885_2111011980_o

La gran mayoría de las calles de tierra que hoy por hoy se riegan en nuestra comuna, se riegan con agua potable, es decir la misma agua que sale del grifo de cualquier vivienda y comercio de la ciudad y que tiene un costoso tratamiento de potabilización.

15151141_10211227548590881_224782019_n

Al mismo tiempo en que se está «ahogando» a comerciantes con suculentas tasas que mes a mes llegan en concepto de agua consumida, el municipio, incurre en un accionar más que desaprensivo en este aspecto, la malgasta y en toneladas, para regar calles de nuestra ciudad.

Al mismo tiempo en que se está evaluando colocar medidores en todos los comercios e incluso en viviendas, para de esta forma, «controlar» el consumo de la misma, el municipio la derrocha a baldazos en calles de tierra de nuestra comuna.

Al mismo tiempo en que se insta a la población en su conjunto a actuar con responsabilidad cuidando el agua potable que ya no abunda como antes, nos venimos a enterar de esto que esta aconteciendo en la actualidad.

Cada camión carga entre 15.000 y 20.000 litros de agua, cada vez que se lo pone en marcha para esta tarea.

En la zona de la mutua hay una boca, ella esta plantada a los efectos de llenar los camiones regadores de la comuna, con agua de río, la que se debería usar para estos casos.

Sin embargo, frente al aeroclub de nuestra ciudad,, casi una decena de veces por día, se ve al regador tomando agua potable para los fines denunciados, y esto, merece una sola calificación: EL REPROCHE.

Inexplicable por donde se lo quiera mirar,

Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago.