857372711antonijevic__elmer

El concejal Marcelo Elmer y la intendenta Fernanda Antonijevic, un dúo con pocas luces.

Tras la denuncia pública, el edil vinculó en su proceder a las autoridades de la prestataria de energía eléctrica y al comisario, quienes en su descargo lo trataron de mentiroso. Los guiños del oficialismo para contener el escándalo.

«Pueblo chico, infierno grande», dice el refrán y así parecen que se desarrollan los días en el distrito de Baradero, gobernado por la dirigente del Gen, Fernanda Antonijevic (esposa del vicepresidente segundo de la Cámara de Diputados bonaerense, Leonardo Santiago), que en las últimas elecciones jugó con una lista vecinalista dentro del frente Cambiemos y le arrebató el distrito al peronista Aldo Carossi.

Es que lo que parecía una simple notificación de irregularidades en el tendido eléctrico, terminó con un pedido de explicaciones en el Concejo Deliberante, con un escrache en las redes sociales, con cruces de denuncias públicas y supuestos acuerdos políticos entre oficialistas y opositores que, claramente, trascendieron la denuncia inicial.

Según detallaron a REALPOLITIK, la historia comenzó cuando una cuadrilla de la Empresa Distribuidora de Energía Norte (EDEN) se acercó hasta el domicilio donde vive el concejal del monobloque “Dr. Ramón Carrillo”, Marcelo Elmer, para cortarle el servicio por falta de pago. Durante el procedimiento, los operarios observaron que el medidor presentaba signos de haber estado en funcionamiento de manera irregular e ilegal. En pocas palabras, el usuario estaba «colgado» del servicio eléctrico.

La irregularidad fue notificada a la empresa, pero la noticia corrió por la ciudad rápidamente cuando se divulgó el nombre del cliente.

El tema llegó al Concejo. La oposición reclamó que el edil en cuestión diera las explicaciones del caso. Sin embargo, sus argumentaciones lejos de bajar el tono a la polémica, la encendieron aún más. «Elmer dijo que como había sido víctima de varios hechos delictivos, la policía y el jefe de la sucursal de EDEN habían autorizado que se enganchara para que tuviera luz durante la noche», señaló un representante de la oposición que prefirió preservar su identidad.

La explicación derivó en que los concejales convocaran al comisario y al representante distrital de la empresa para que aclarara la situación. Los salpicados en el escándalo contradijeron al edil. «Es una falacia, es una mentira, es un procedimiento que nunca existió», aseguró a un medio local Ezequiel Mosquera, jefe de EDEN Baradero, y agregó que no conocía al concejal ni al comisario involucrado.

En el medio de la polémica por el «enganche», desde la oposición sostienen que la jefa comunal Antonijevic «hizo gestiones para calmar los ánimos». «Hubo presión de la intendenta para que nadie hable más del tema, para que el tema quede como una supuesta irregularidad y nada más», resaltó un representante de la oposición al momento de referir cuál había sido la actitud de Cambiemos al momento de verificar lo que había pasado.

Según indicaron, el bloque de Cambiemos, que cuenta con siete bancas de un total de dieciséis, dentro del recinto tiene como aliado al representante del monoblque “Dr. Ramón Carrillo”, Marcelo Elmer, el concejal señalado en el procedimiento irregular.Al parecer el silencio del oficialismo durante la polémica se debería a una devolución de favores. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Antonijevic

REALPOLITIK