descarga-2

Los dirigentes políticos del PO a nivel local, nos han hecho llegar este comunicado para ser difundido a la opinión pública:

Baradero está viviendo una ola delictiva: Primero un asalto comando a una familia, luego dos personas a cara descubierta le robaron el auto a un joven, otro asalto comando en la casa quinta de un ex funcionario; todo en menos de una semana.

Desde el poder político se baja un discurso, que se replica en los medios de la ciudad, donde se sostiene que debido al incremento de personal de gendarmería, policía y prefectura en el GBA y en ciudades vecinas como Zarate o Campana, el delito se ha trasladado al interior de la provincia.

Desde el Partido Obrero damos nuestra solidaridad a las víctimas, pero queremos advertir a la población de la ciudad: El delito en GBA o en Zarate/Campana no ha disminuido por la presencia de las fuerzas de seguridad nacionales. Por el contrario, se han reforzado los choques de bandas y entre las propias fuerzas por las cajas del narcotráfico.

La Provincia de Buenos Aires está marcada por las zonas liberadas para la criminalidad, las denuncias que pesan sobre las cúpulas de la bonaerense por su convivencia con las mafias criminales se combinan con los repetidos casos de abuso de autoridad por parte de las fuerzas de seguridad y el crecimiento de las detenciones arbitrarias de jóvenes, como parte de una política de Estado.

Baradero no es la excepción, a la par que sufrimos el cruel asesinato de Lucas Rotela en un evidente caso de gatillo fácil, aumenta el delito y el narcotráfico.  Desde los rumores públicos hasta las noticias dan cuenta del estado de descomposición de las fuerzas de seguridad y su estrecha vinculación con el poder político de la ciudad.

Basta con ver solo la recopilación de algunas noticias:

http://www.baraderoteinforma.com.ar/el-delito-que-se-le-imputa-a-la-comisario-acosta-es-por-servicios-de-custodia-informal/

http://www.baraderoteinforma.com.ar/baradero-el-intendente-denuncia-a-ex-comisario-por-presunto-robo-de-vacas/

http://www.baraderoteinforma.com.ar/la-basura-y-franzoia/

http://www.baraderoteinforma.com.ar/hayan-muerto-a-un-comisario-inspector/

http://www.baraderoteinforma.com.ar/caso-nunez-accidente-o-asesinato/

http://www.baraderoteinforma.com.ar/secuestran-1kg-de-cocaina-armas-y-dinero-en-un-maxikiosco-ubicado-en-el-centro-de-la-ciudad/comment-page-1/

La explicación de fondo del “fracaso” es que Vidal debutó pactando la “seguridad” con la cúpula de la Bonaerense y con sus viejos jefes sciolistas -Granados-, como parte de un acuerdo de gobernabilidad más general con los intendentes y punteros pejotistas del conurbano. Esta sociedad ni siquiera se desarmó después de la escandalosa triple fuga de los Lanata-Schillaci, que sólo dio lugar a algunas destituciones de mandos locales. La asimilación de las viejas mafias policiales al gobierno es un resultado de la “coalición del ajuste” y no sólo en Buenos Aires: también forman parte de ese acuerdo los Manzur-Alperovich o Insfrán, antiguos socios de las mafias capitalistas asociadas a las redes de trata, el juego o el acaparamiento de tierras.

La intención de la ministra Patricia Bullrich de movilizar militares a las fronteras para “la lucha contra el narcotráfico”, anunciada por el gobierno, puede tener cualquier propósito menos el que se anuncia: se reinstala a las Fuerzas Armadas en funciones de represión interior, se quiere blanquear y dar fuerza de ley a lo que el kirchnerismo hizo clandestinamente mediante el aparato de inteligencia del genocida César Milani.

La militarización de la supuesta lucha contra el narcotráfico no es tal, porque al narcotráfico lo tienen adentro, el narcotráfico es el Estado.

Todo el arco político quiere cortar la cadena de complicidades que siguen “por arriba” de las fuerzas represivas (usan la acusación a la policía para exonerar al poder político) y presentar al régimen político y al propio gobierno como una víctima de esa descomposición. Todos ellos son la descomposición.

Como se ve, los trabajadores y los jóvenes deberemos librar una fuerte batalla contra la podredumbre des estos gobiernos y sus aparatos represivos.

Ni más cámaras de seguridad, ni más efectivos de la policía comunal, ni más patrulleros, ni más fuerzas federales traerán la mentada seguridad a la ciudad.

Desde el Partido Obrero planteamos:

·         Basta de apremios ilegales, basta de detenciones por portación de cara, basta de apretadas y basta de gatillo fácil.

·         Inmediato desmantelamiento de las redes de trata, del narcotráfico y del juego.

·         Elección popular de jueces y fiscales.

·         Apertura de los libros de las comisarías al control de los vecinos y organizaciones de derechos humanos.

·         Nacionalización del juego, de la banca y de los puertos, que es por donde entra, sale y se lava el dinero de todas estas actividades ilegales.

Partido Obrero en el Frente de Izquierda Baradero.