Horacio Balbuena, defensor de Barracas Central, protagonizó la agresión más dura del fin de semana en el fútbol de ascenso de Argentina luego de patearle el rostro a Lionel Altobelli, delantero de Atlanta.

Cuando restaban cinco minutos para el final del partido por la octava fecha de la B Metropolitana, Balbuena perdió la cadena, saltó imprudentemente a buscar una pelota aérea e impactó con los tapones de su botín derecho en la cara de Altobelli.

Sin mediar explicaciones, el árbitro Eduardo Gutiérrez expulsó al agresor con tarjeta roja directa y la visita se quedó en ese entonces con nueve futbolistas, ya que Enrique Secaffien había sido echado del campo de juego minutos antes por una ampulosa protesta ante el réferi de turno.

Pese a la sanción recibida, Balbuena se fue disconforme de la cancha y le hizo un irresponsable gesto a la platea local insinuando que el colegiado estaba comprado.

En cuanto a lo estríctamente futbolístico, el «Bohemio» se impuso por 1 a 0 con gol del mencionado Altobelli y es el único puntero de la tercera categoría del fútbol argentino.