14658257_10210835822237967_573052882_n

Por PABLO ARIEL GONZALEZ 

Inexplicablemente en nuestra ciudad, desde hace muchísimos años se ha transformado en una conducta más que habitual, esa que hace a la NEGATIVA de las agencias que comercializan con las motos, a ENTREGAR la documentación respectiva, a quienes, en ellas, compran lo que allí se vende.

Muchos y muchas baraderenses, a partir de adquirir los ciclomotores en cuotas en alguna de ellas, quedan rehenes de las mismas, y esto se materializa en la imposibilidad de hacerse de la documentación del caso para, por ejemplo, registrarlas a su nombre, patentarlas, contratar una póliza de seguros y demás, con todos los perjuicios y riesgos que, este accionar, a todas luces contrario a derecho, genera para todos, y especialmente, para sus adquirentes.

Sin dudas esto obedece a una clara intención, tener agarrados a los compradores, para evitar de esta forma, que dejen de cumplir con sus obligaciones contractuales.

A raíz de ello es que, de a cientos, hoy circulan ciclomotores sin sus cosas en regla, y así transitan meses y meses, tantos  como cuotas tienen el plan al que se han acogido.

La semana pasada, una joven de nuestra ciudad, nos hizo llegar esta multa que le llegó, más de 25.000 pesos, y esto aconteció a raíz de que, los inspectores, al pararla y no contar con los requisitos legales para circular, le labraron el correspondiente acta de infracción de transito.

Los papeles, como ocurre con los autos, deben ser entregados en el mismo momento en que la moto sale de la agencia, pero esto no ocurre de esta forma, y las consecuencias, claramente están a la vista.

Y como siempre los de a pie, los más débiles, son los que terminan perdiendo.

Alguien va a hacer algo para que esto no siga sucediendo?