collage_photocat333333333333333333

Por Pablo Ariel Gonzalez

Meses atrás te contamos sobre “EL ACUERDO DE FE” que se había cerrado entre el gobierno comunal y la Iglesia IMPACTO DE FE de nuestra comuna.

Te dijimos que Impacto de Fe es una institución religiosa que en los últimos tiempos ha tomado una dimensión extraordinaria en nuestra ciudad, si de cantidad de fieles que asisten a su iglesia hablamos.

El ex comisario mayor Ortega, tal como te informaos en su oportunidad, desde que asumió como inspector de tránsito en nuestra comuna, en tres ocasiones presentó su renuncia a dicho cargo.

Por tercer vez se lo convenció de que desista de su idea de irse.

La pregunta que nos venimos haciendo sobre este tema, transcurre en los siguientes extremos ¿Porqué y a qué motivos obedece, la enorme necesidad del gobierno de que Ortega no deje su cargo?

La respuesta es simple y concreta, Ortega es de Impacto de Fe.

Este acuerdo esta basado en contra prestaciones recíprocas de ambos lados, a cambio de apoyo eclesiástico, el gobierno accedió a UBICAR en cargos de importante responsabilidad a personas RECOMENDADAS por las autoridades de la referida institución religiosa.

El actual Secretario de Obras y Servicios Públicos, Sebastián Misenti, es otro de los funcionarios provenientes de este acuerdo.

Pero acá no termina la cosa, hace un par de años, se llevó a cabo un loteo, en una zona a mil metros mas o menos del paraje la tortuga, emprendimiento urbanístico desarrollado por las autoridades de la popular iglesia evangélica enclavada en nuestra localidad.

14459087_1082505981785283_1924331345_n

Allí es necesario que lleguen los servicios y se realicen algunas cuestiones catastrales que dependen, su culminación y celeridad, del gobierno provincial.

La política y muy buenos contactos que con quienes tienen poder dentro de ella, contribuye y mucho, a la resolución de estos temas.

Parte principal de este acuerdo consiste en eso, la intendenta, a cambio de la promesa de votos en las urnas, se comprometió a darles todo lo que ellos requieren, lo que depende de las altas esferas y lo que hace a facultades propias del municipio local.

Algo pasó en este tiempo entre las partes, y entre esas cosas estuvo el lanzamiento de un nuevo partido político, ese que presentaron hace poco las iglesias evangélicas unidas en nuestra ciudad.

La noticia de este hecho molestó y mucho a Fernanda, molestó y también preocupó, ya que sintió que aquella alianza a la que había apostado, se le estaba empezando a cortar sola, y además, sin antes comentárselo a ella.

Esta semana, maquinas municipales, estuvieron trabajando, una vez más, como ocurrió en Alsina semanas atrás, al servicio de privados ¿Dónde? en el complejo urbanistico de las autoridades de la Iglesia Impacto de Fe.

Carencia de recursos, limitación funcional en lo que a maquinarias se refiere, flaca tropa de empleados asignados al área de obras y servicios públicos, e innumerables reclamos, lagunas, falencias y necesidades en cada uno de los barrios y localidades de nuestro partido, son las figuras que describen la actualidad de nuestra ciudad hoy por hoy.

Las maquinas municipales son de los vecinos, ellos con su impuestos las hicieron formar parte de nuestro municipio, para ellos fueron adquiridas, para solucionar todos y cada unos de los requerimientos que a diario los engordan de preocupaciones, trabas, perjuicios, malestares y padecimientos.

El municipio puede disponer de ellas a gusto y placer solo en un caso, cuando son utilizadas para llevar a cabo servicios públicos a la comunidad en su conjunto, distinto es cuando de las quiere poner al servicio de privados, en esto casos la cosa cambia, y de manera por demás de radical.

Para estos casos la ley que nos rige establece un requisito sin equanon, la correspondiente APROBACIÓN del Concejo Deliberante.

Allí están en la actualidad, su correspondiente pedido de AUTORIZACIÓN NO PASÓ por el HCD, motivo por el cual es que y sin lugar a error te AFIRMAMOS,  UNA MAQUINARIA “AL SERVICIO” DE VIOLAR LA LEY nuevamente puso primea y empezó  cavar, como ayer en Alsina para la empresa Contrera, aunque en este caso además, para que la FE no se nos venga a bajo.