En Cambiemos hablan de un cambio de estrategia. Ahora quieren escuchar a la gente.

La Gobernadora le hizo saber su malestar a la líder del GEN, que se había sacado una foto con Massa un día después de visitar a Mauricio Macri en Olivos.

Ese accionar de Margarita, le generó a Vidal cuestionamientos internos. El propio Marcos Peña le recriminó a la Gobernadora que no controlaba a la diputada del GEN.

Horas más tarde, en un club de San Telmo, la Vidal reuniría a su tropa para pedirles que empiecen a trabajar en la elección de 2017. Allí les dijo que “tenemos tres enemigos: Massa, los intendentes del Grupo Esmeralda y Margarita. A esos tenemos que enfrentar”.

La semana pasada, macristas y margaritos se mostraban en una sintonía perfecta y avanzaban sin ruidos en uno de los proyectos más ambiciosos de la Legislatura: romper con el histórico bastión electoral del PJ. Incluso generaron una foto que hizo temblar al peronismo. Un encuentro entre diputados oficialistas, aliados, el GEN y el Frente Renovador demostraba que tenían 55 votos, los suficientes para aprobar el proyecto en el recinto.

La iniciativa es justamente del GEN y propone dividir al municipio más populoso del Conurbano, que tiene un millón de electores, en cuatro nuevas comunas: Los Tapiales, Gregorio de Laferrere, Juan Manuel de Rosas y La Matanza.

Ahora la premisa es escuchar a la gente. Habrá una fuerte campaña en las redes sociales, un número de teléfono, WhatsApp y hasta encuestas con el sistema IVR.

Pero ahora el camino es distinto. A partir de mañana comienza una estrategia distinta donde el eje será ‘escuchar a la gente’. En los próximos días, los legisladores recorrerán varios puntos de ese distrito para conversar con los vecinos el proyecto de división.

Pero, además, se lanzará una fuerte campaña en las redes sociales para que los matanceros se expresen sobre la polémica iniciativa, habrá un número de teléfono para que la gente llame y manifieste su opinión, mensajes de WhatsApp y hasta encuestas con el sistema IVR.

“No vamos a dejar el tema de lado, vamos a profundizar la línea de escuchar a la gente de La Matanza”, dicen desde Cambiemos. Una movida que de algún modo coincide con los planteos de Sergio Massa y Verónica Magario.

Verónica Magario con intendentes en el aniversario de Catelli

La semana pasada, en una recorrida por San Justo, Massa aseguró que los intendentes tienen la facultad de llamar a consulta popular. “Será decisión de la intendenta de La Matanza de preguntarle a los vecinos si están de acuerdo con la división y si están de acuerdo con las inversiones», dijo.

En tanto, Magario dijo hoy a Tiempo Argentino que el proyecto “nació en una oficina, encerrado entre cuatro paredes, por un legislador de la oposición, que realmente no tiene nada que ver con la realidad de La Matanza”.

En una entrevista con La Nación, Vidal puso paños fríos al tema. «No es un tema para afirmaciones livianas. No voy a hacer ninguna especulación política. Lo que sí pedí fue que el Poder Ejecutivo haga un estudio en profundidad que analice lo económico, lo productivo y lo social», dijo.

LA POLÍTICA ONLINE