14081233_10210379837198626_1436915356_nEl ejecutivo de Baradero miente y tergiversa la realidad desde su discurso, pretendiendo que los reclamos de los trabajadores municipales, son cuestiones que ya estaban acordadas o bien estaban negociándose y en vías de solución. Miente también, cuando pretende que la actitud de los trabajadores responde a intereses políticos partidarios, intentando incluso estrategias discursivas propias y de sus comunicadores aliados, que pretenden para romper o al menos perforar la férrea unidad que muestra el frente sindical.
Hay una realidad: cuando la patronal dice que los gremios reclaman cosas que son “de muy difícil solución”, evidencia la esencia del gobierno comunal: a la manera del gobierno nacional, para el gobierno local, el trabajador es solo un engranaje de ajuste.
El ejecutivo cree haber avanzado muchísimo más en estos meses de gobierno de Cambiemos, de lo que se avanzó en los últimos diez o quince años, y en todo caso como su opinión, podemos respetarla democráticamente.
Pero lo que no se puede soslayar es que el gobierno comunal perdió el rumbo y no tiene en claro cómo salir de donde está parado.
Por eso ataca, insulta y no tiene la más mínima actitud de consenso. Intenta falsamente, circunscribir los reclamos de los trabajadores, a cuestiones puntuales como la ropa de trabajo, pretendiendo imponer a los sindicatos a un acuerdo, no fruto del consenso sino de sus propias necesidades.
Porque la entrega de ropa de trabajo a los compañeros, no es una dadiva del empleador sino un derecho que los trabajadores poseen y una obligación para la patronal.
Tampoco es una “dadiva” el pase a planta permanente de los compañeros: no es un regalo la estabilidad en el trabajo del agente municipal, es un derecho a partir de una legislación fruto de las luchas obreras.
Y si el intendente anterior no la cumplió y el actual tampoco, los trabajadores van a seguir luchando. Por eso pedimos el pase a planta permanente, porque correspondía con la Ley 11.757 y corresponde ahora con la Ley 14656. Que alguien le explique a la intendente, que es un derecho que surge de la ley, derechos adquiridos antes de que ellos sean gobierno, y que hoy se amparan en una ordenanza sancionada por ellos mismos a partir de su mayoría en el HCD .
Acá no es no es una cuestión de lucha partidaria entre Cambiemos y el FPV, acá es una cuestión de no jugar a los dados con los derechos de los trabajadores, amparándose en una normativa (la ordenanza de emergencia económica), que además de todo, en la discusión jurídica, es anticonstitucional.
Llegar a un convenio colectivo de trabajo consensuado con el sector de los trabajadores, tampoco es una dadiva: este es el primer año que por normativa (ley 14656) debería dictarse convenio colectivo, aunque sin embargo parecería que el ejecutivo, pretende que se lo felicite por cumplir la ley? En estas negociaciones colectivas es verdad lo que dice el gobierno: tuvimos un montón de reuniones. Pero cada vez que se tocó el tema remuneraciones, porcentajes, bonificaciones, pasaron a cuarto intermedio.
Por otra parte se nota nuestra buena voluntad: fuimos los que presentamos el borrador sobre el que se está trabajando , en el Ministerio de Trabajo; además aceptamos dejar de lado en abril muchísimos temas para discutir a posteriori , solo para que se apruebe la recomposición laboral para los trabajadores. O sea: no cortan el dialogo, pero no aportan soluciones tampoco. Buscan el inmovilismo, entretenernos y que pase el tiempo.
El famoso chupetín de plástico que le dicen.
Hay voluntad de los trabajadores, indudable. Esperemos que también exista de parte del ejecutivo.
Por otro lado, no es justo para los trabajadores, que el ejecutivo nos refriegue el intendente anterior, la pesada herencia, etc. Gobiernen muchachos… nosotros no tenemos beneficio de inventario hacia atrás… el movimiento obrero no nació de gajo, el ejecutivo tampoco. ATE es un sindicato, policlasista, que no discrimina en su composición ideológica: hay socialistas, peronistas, socialdemócratas, gente que viene e diferentes experiencias cristianas, clasistas, etc.
Que tiene de malo eso? Una mirada negativa al respecto solo podría sugerir una mirada propiamente fascista y discriminatoria del observador.
Por otra parte, inferir de que porque se es peronista, socialista o lo que se fuera, y complementariamente se realiza actividad gremial, implica tener intenciones partidarias, es también una visión infantil, tonta, hasta ingenua. Nuestro deseo es que los vecinos de Baradero, entiendan que los trabajadores no somos los culpables de que se brinden mal los servicios.
El responsable abra que buscarlo en otro lado: en las decisiones equivocadas del municipio o la provincia.
Pero no en nosotros. En los bajos índices de cobrabilidad, o en las necesidades insatisfechas de los barrios.
Deberá hacerse cargo el municipio de que si brinda servicios deficientes durante todo el año, no ha de ser seguramente porque durante algunos días los trabajadores hacemos alguna medida de fuerza.
Al ciudadano lo que le da bronca, es que lo tomen de tonto y le mientan, demonizando a los trabajadores y pretendiendo aprovecharse de un conflicto para zafar de muchas cuestiones que reclamos de los vecinos.-
Por ahora el gobierno local ha realizado mucha promesa y mucha critica a la herencia recibida… Suponemos que en algún momento tendrán que empezar a hacer gestión.
Fin de la conversación
ATE BARADERO