14081097_10210395788917409_537828770_n

Por Pablo Ariel GONZALEZ

Los bombos sonaban y sonaban y su tronar la trajeron a ella, nuestra intendenta Fernanda Antonijevic.

Llegó por San Martín, acompañada de funcionarios de la provincia, ofuscada, nerviosa y por demás de altanera.

Así la notaron y definieron todos aquellos que en aquel lugar, a la hora señalada, se encontraban levantando el perfil a los reclamos y peticiones que los municipales hoy están exteriorizando.

La templanza inicial con la que se presentó la intendenta ante los manifestantes, a medida que pasaron los minutos, fue bajando, casi en pendiente, el copete que lucía en su presentación.

A las directivas e imposiciones surgidas por semejante escándalo montado frente al palacio que hoy la tiene como principal anfitriona, se le opusieron, y en cuasi caravana,  las fuertes respuestas de los trabajadores municipales.

La luna de miel que todos los gobiernos tienen en sus inicios como tales, ya ha empezado, lenta e impiadosamente, a retirarse del presente, en busca de lo que, en contraposición, se hace llamar pasado.

Demasiadas cosas se han hecho mal desde diciembre a la fecha, en cambio cuasi imperceptibles lucen las otras a los ojos de los vecinos baraderenses.

Las sonrisas que tan radiantes lucían en quienes hoy gobiernan ayer nomás, hoy son una mueca fingida, que en el fondo esconden miedos, inseguridades, falta de fortaleza ante las críticas, y esas dudas que día a día se ven más corpulentas, torpes y desenmascaradas.

El conflicto sigue, y las actitudes y declaraciones que los funcionarios hoy sacan a variar  en los medios de comunicación serviles al gobierno, lejos de contribuir a soluciones, alimenta su continuidad y resquemor sediento.

Hoy Fernanda tuvo una desafortunada respuesta a los dichos del “Pollo” Morán, digna de ser reprochada y volver con forma de rectificada por parte de nuestra intendenta.

MORAN: “Nosotros queremos estar tranquilos en nuestras casas, no estando acá, no estamos de vacaciones, a la noche y cagandonos  de frío”

FERNANDA: “Eso no te lo cree ni tu mujer a eso”

La mujer de Moran falleció el año pasado, el cáncer se la llevó.

Y aunque la intendenta no lo sepa, quizás es así, con este tipo de respuestas, lo único que hace es invitar a los que la interpelan, a que la traten de la misma manera.

No solo hay que parecer…

[huge_it_video_player id=»2″]
AUDIO DE LA DISCUSIÓN