DYN213, BUENOS AIRES 08/06/2016, ROGELIO FRIGERIO, DURANTE EL 14º FORO LATINOAMERICANO DE LIDERAZGO EN INFRAESTRUCUTURA. FOTO: DYN/LUCIANO THIEBERGER.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, admitió que el Gobierno quiere “imponer» su «criterio” respecto de las tarifas de gas, con un tope de incremento del 400 por ciento para los domicilios, e ir hacia “un esquema de precios (de los servicios públicos) más vinculados con la realidad”.

El funcionario, en diálogo con Radio del Plata, volvió a responsabilizar por la situación energética al gobierno anterior y sus “pésimas políticas” y argumentó el aumento en las tarifas por el nivel de consumo: «En la Argentina es el doble de gas por persona que en Chile y el triple que en los países desarrollados”.

Respecto de la falta de audiencias públicas, previas a los incrementos tarifarios dispuestos por el Gobierno y frenados, en algunos casos por la Justicia, Frigerio recordó que “no son vinculantes”, aunque, de todos modos, puntualizó que “aceleramos” su realización “para dentro de dos meses”.

“Acá nos estamos olvidando del mayor de los problemas, que es que la Argentina se estaba quedando sin gas y esto no es un tema fiscal, porque aún si pudiéramos importar el gas que nos hace falta, cosa que no podemos porque heredamos uno de los mayores déficit fiscal de la historia, no tendríamos forma de hacerlo ingresar en el sistema, porque la matriz energética está al tope de su capacidad”, indicó.

Las palabras del ministro del Interior llegan mientras el Gobierno espera que tras el fin de la feria judicial se resuelvan en la Justicia los amparos contra el aumento en las tarifas de gas.

Según Frigerio, la obsesión del Gobierno “es poder generar empleo de calidad y de buenos salarios para reducir la pobreza”, a pesar de los resultados contrarios obtenidos durante los ocho meses de gestión.

PAGINA 12