TRAS EL ESCANDALO POR LOS TROLLS MACRISTAS Y LAS CRITICAS DEL PRESIDENTE A LAS IMITACIONES

macriteinelui

El presidente Mauricio Macri recibirá mañana a las 12 al conductor televisivo Marcelo Tinelli en la residencia presidencial de Olivos, según se informó oficialmente.

El gobierno nacional salió hoy a «rechazar de plano» que exista algún «problema» o «malestar» con Tinelli o con «el humor político». Durante una conferencia de prensa brindada en la Casa de Gobierno, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró que el gobierno nacional «no tiene ningún problema con el humor político» ni tampoco con el conductor televisivo, empresario y vicepresidente del club San Lorenzo de Almagro.

«Rechazamos de plano cualquier ataque, difamación o coerción a la libertad de expresión que pueda haber en la sociedad sea de quien esa y sea contra quien sea», insistió Peña, quien aseguró que es intención del gobierno ser «bien claros» con esto porque -agregó- han sido «muy consecuentes» con esta postura en su «trayectoria política».

El jefe de ministros llamó a «no sobredramatizar el tema en general» y recordó, además, que el conductor del ciclo televisivo ShowMatch «tiene una amistad y una relación con el Presidente de hace muchos años».

Sin embargo, quien se mostró por demás molesto con el empresario y conductor fue el propio Macri. «No hubo pelea. Él decidió satirizarme y recibió 150.000 tuits de crítica. Investigamos el tema. No hubo trolls ni el Gobierno tuvo nada que ver. Sí hubo 30.000 tuiteros que lo criticaron. ¿Cómo no va a haber 30.000 tuiteros que simpatizan con el Gobierno si este gobierno es producto en gran medida de las redes sociales? Es increíble que se ofenda. Tinelli me satiriza de mala manera ante tres millones de personas en televisión y se ofende porque lo critican 30.000 tuiteros», dijo el mandatario en un reportaje publicado el domingo en una columna de opinión del diario La Nación.

PAGINA 12